Foto: Cuartoscuro
Eugenio Hernández Flores, acusado de peculado y lavado de dinero, fue detenido la mañana del 6 de octubre en Ciudad Victoria. Hoy un Juez de Distrito se manifestó en contra de la extradición internacional del ex Gobernador de Tamaulipas y emitió una opinión jurídica a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Ciudad de México.- Eucario Adame Pérez, Juez de Distrito, emitió una opinión jurídica a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en la que se expresó en contra de la solicitud de extradición internacional del ex Gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores.

El Juez, especializado en el Sistema Penal Acusatorio adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en Tamaulipas, opinó que la extradición debe negarse por la nacionalidad mexicana de Hernández Flores y “por la naturaleza” de los cargos por los que es requerido, pues por éstos, México no está obligado a aprobar la solicitud.

El juez refirió que si bien la opinión “carece de fuerza resolutiva o vinculante” y no obliga a la SRE a pronunciarse en el mismo sentido, ahora la Secretaría tiene la última palabra.

Adame Pérez indica que lo más acorde “a las reglas y fines del Tratado de Extradición aplicable y a disposiciones constitucionales” sería consignar el expediente a las autoridades nacionales, todo con fundamento al articulo 9, párrafos 1 y 2 del Tratado, a l advertir además, que las autoridades nacionales tendrían jurisdicción para procesarlos.

 

Eugenio Hernández Flores, acusado de peculado y lavado de dinero, fue detenido la mañana del 6 de octubre en Ciudad Victoria.

Perseguido por la justicia de Estados Unidos, Hernández Flores es miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que le ha conservado todos sus derechos a pesar de los señalamientos de enriquecimiento ilícito y nexos con el crimen organizado.

La justicia de Estados Unidos acusa al ex Gobernador priista de Tamaulipas, Eugenio Hernández, de lavar al menos 30 millones de dólares procedentes de actividades criminales. Pero él, en México, andaba libre y sin cargos.