Reinaldo Salazar junto a su hijo Oscar en unos Juegos Olímpicos.
El padre de los medallistas olímpicos había sido reportado grave de salud en los últimos días

El taekwondo en México está de luto. Reinaldo Salazar, entrenador olímpico de la discplina y padre de Oscar e Iridia Salazar, murió la mañana del domingo por culpa del coronavirus.

Salzar había sido reportado en estado grave, e incluso ya se encontraba intubado en el hospital del IMSS que se adaptó en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

"Papá yo tenía muchos planes contigo, pero DIOS tenía un plan aún mejor. Es imposible llorar de tristeza habiendo tantos momentos felices. Mis lagrimas son de amor, de agradecimiento y de mucha admiración. Agradezco a Dios por tu compañía todo este tiempo. Te amo Papá, Dios no es un Dios de muertos sino de vivos", escribió Iridia en su cuenta de Facebook. 

Como deportista, Reinaldo Salazar ganó dos medallas mundiales de taekwondo. La primera, un bronce en 1977 seguido de una plata en 1979.

En su etapa como entrenador estuvo durante el ciclo olímpico de Atenas 2004 y Beijín 2008, donde logró que sus hijos subieran al podio en los Juegos Olímpicos. Oscar consiguió la playa e Iridia el bronce.

En el 2016 recibió el Premio Nacional del Deporte, tras sus logros en el tatami.

Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano expresó sus condolencias a Óscar e Iridia tras la muerte de su padre Reinaldo. 

Óscar Morín

Comunicólogo por la UAdeC. Amante de los deportes con 10 años de experiencia en los medios.Se ha desempeñado como reportero y co-editor en la sección de deportes del periódico Vanguardia y actualmente es editor web en VanguardiaMX.