Foto: Especial
En la lista para de candidatos hay familiares o amigos de los líderes de estos partidos, como la hija del dirigente del sol azteca en Puebla, Karla Martínez Lechuga, u otros señalados ya por irregularidades

La coalición “Va por México” -conformada por el PRI, PAN y PRD- ya tiene a sus candidatos a diputados federales.

Algunos fueron acusados de corrupción, unos más son familiares o cercanos a dirigentes de estos partidos políticos y otros solo brincaron de cargo o cambiaron de aspiración al no lograr ser candidatos a gobernadores.

Esta unión política irá en 219, de los 300 distritos que hay; de estos el PRD eligió a 70 contendientes y el resto serán seleccionados por el PAN y el PRI. Por ello, este fin de semana, el sol azteca aprobó a sus candidatos por mayoría relativa. Sin embargo, algunos de ellos forman parte de los otros partidos de la alianza.

Xitlalic Sánchez Servín, quien va para una diputación de San Luis Potosí. Fue señalada de simular entregas de apoyos. Foto: Especial

En la lista se encuentra Xitlalic Sánchez Servín, quien va para una diputación para el distrito 4 de San Luis Potosí. Ella fue señalada de simular entregas de apoyos al ser diputada local; tan solo en 2018 presentaron una denuncia contra la ahora candidata, pues la persona afectada señaló que nunca pidió apoyo y ni recibió 16,832 pesos en juguetes y dulces como aparecen cobrados en el Congreso de San Luis Potosí, según reportaron medios locales.

También están familiares o amigos de los lideres de los tres partidos, como la hija del dirigente del sol azteca en Puebla, Karla Martínez Lechuga; o Edna Gisel Díaz, exatleta de alto rendimiento de Tae Kwon Do y cercana al gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles.

También se enlista a Antonio Amaro Cancino, quien era coordinado de Protección Civil del gobernador priista de Oaxaca, Alejandro Murat, y Susana del Carmen Zatarain, exfuncionaria del gabinete del gobernador panista de Baja California Sur, Carlos Mendoza, y que contenderá por el distrito 2 de esa entidad.

Edna Gisel Díaz, exatleta y cercana al gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles. Foto: Especial

Aunque los candidatos fueron postulados por el PRD, algunos de los contendientes no son perredistas, como los priistas Lilia Merodio Reza, quien fue senadora en la pasada legislatura, y va por el distrito 1 de Chihuahua; Hersilia Córdova Morán, quien fue diputada federal por Atlixco y es hermana de líder del grupo Antorcha Campesina; Héctor Pedro Jiménez, va por el distrito 29 del Estado de México; y la priista Mayra Robles Aguirre, quien ya fue diputada federal.

Además, están aquellos que les dieron el premio de consolación, como Jesús Saldaña López, quien aspiraba a la candidatura para el gobierno de Sonora, y Germán Escobar Manjarrez, quien quería ser candidato a la gubernatura de Sinaloa.

Están los perredistas que dejaron la presidencia municipal para ser candidatos a diputados, como Arturo Herviz Reyes, quien dejó de ser alcalde del municipio de Ángel R. Cabada, y Mariano Romero González, de Papantla, los dos en Veracruz.