Foto: Especial
Funcionarios criticaron la petición del Gobierno de México de realizar "aportaciones voluntarias" de sus sueldos para contribuir con el gasto público

El llamado de la Secretaría de Hacienda para que funcionarios realicen “aportaciones voluntarias” de su sueldo para contribuir con el gasto público ha generado disconformidad entre los servidores públicos.

Funcionarios comentaron al medio Animal Político que los trabajadores ya habían resultado afectados por recortes al gasto corriente. En varias dependencias se tomó la decisión de retirar equipo de cómputo, servicio de comedor e incluso el agua para tomar, por lo que los servidores públicos han tenido que desembolsar de su paga para seguir trabajando.

Es desgastar más a los servidores públicos, ya de por sí golpeados por la austeridad. Pienso que el ahorro por esta medida es mínimo”, comentó un funcionario del sector de Bienestar.

En el grupo que tiene a su cargo hay opiniones divididas sobre las aportaciones voluntarias, “hay quienes dicen: ‘ni modo, lo hacemos’, y otros que están con una actitud de no mover un peso”.

El anuncio del presidente fue hace tres meses, pero no había habido ninguna instrucción. Después llega esto, y supuestamente es voluntario, pero la percepción generalizada es que será obligatorio”, expresó.

Por otra parte, un director general del sector Salud calificó esta medida como “draconiana”, que se suma a una serie de recortes a la nómina y al personal.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público notificó a altos funcionarios que podrán aportar un porcentaje de su sueldo de manera voluntaria para contribuir con el gasto público.

Los servidores públicos podrán realizar sus aportaciones en ventanilla bancaria o por internet.