Foto: Tomada de Internet.
Robbie Rogers, el futbolista estadounidense, que en 2013 afirmó abiertamente que era gay, recibió insultados homófobos de uno de sus rivales del New York City

El defensa de Los Ángeles Galaxy de la MLS, Robbie Rogers, denunció a través de su cuenta de Facebook que un oponente en varias ocasiones le lanzó insultos contra los homosexuales, en su regreso a la acción con el equipo reserva del club angelino, en un compromiso de la USL contra el Orange County Blues FC.

Rogers, quien es un jugador abiertamente homosexual en la MLS --después de haberlo declarado hace cuatro años -- está regresando de una lesión grave que requirió de una cirugía de tobillo que lo obligó a perderse los últimos dos meses y medio con el equipo del Galaxy.

 

Robbie Rogers se declaró homosexual en 2013. /Foto: Tomada de Internet

No mencionó el nombre del rival de quien fue objeto de insultos durante su regreso a las canchas con el conjunto del L.A. Galaxy II. El jugador de 29 años dijo que era la primera vez que había sufrido un abuso de este tipo durante un partido desde que se declaró abiertamente homosexual.

En el mensaje de Facebook, Rogers escribió: “En el calor de los últimos 15 minutos del partido un jugador del equipo contrario me llamó ‘raro’ varias veces, para ser honesto mi reacción inicial fue de shock...”

Rogers volvió a escribir: “Minutos después, mi cabeza estaba de vuelta en el juego. Y esta mañana, incluso la mayor parte de la rabia se había desvanecido y las emociones predominantes se fueron y sólo quedó amor y agradecimiento.

Foto: Tomada de Internet

“Pero sobre todo me siento orgulloso de mí mismo. Estoy orgulloso más que nunca que tuve el valor para salir como un hombre raro. Me siento muy afortunado de haber llegado a compartir mi historia con otras personas y de haber llegado a jugar este deporte que me gusta tanto como una persona abiertamente homosexual”.

La noche del domingo, la MLS y la USL emitieron comunicados, anunciando que iban a investigar el incidente, reiterando su política de “tolerancia cero para la homofobia”.