Foto: AP
La medida, de ser aprobada, se aplicaría también en las guarderías. “Para las niñas pequeñas el velo es algo que no debería absolutamente tener espacio en nuestro país”, ha declarado el joven canciller conservador Sebastian Kurz

Sebastian Kurz la quiere llamar “Ley de protección a los niños” pero es mucho menos inofensivo de lo que sugiere el título. Para el verano, el canciller austríaco tiene la intención de aprobar la prohibición del velo en los jardines de niños y las escuelas primarias.

“El velo para las niñas es algo que no debería tener cabida en nuestro país”, declara el canciller conservador, obligado a perseguir constantemente la derecha populista con la que ha estado gobernando desde el año pasado.

 

Según el líder del pueblo austriaco, todos los niños deberían tener garantizadas las mismas posibilidades, “además, debemos asegurarnos de que no haya discriminación a esa tierna edad.

Todos los niños deben ser iguales, hombres y mujeres”.  Mientras tanto hay una evaluación inicial de la reciente ley que prohíbe el burka, el niqab y en general los velos que cubren parcial o completamente la cara en lugares públicos. En seis meses ha habido cincuenta quejas. Las multas pueden llegar hasta a 150 euros.

 

Con información de Repubblica