Foto: AP
Pasar un rato agradable y dar espectáculo es el objetivo del Pro Bowl

13:50 horas / ESPN
NFC vs AFC

LAKE BUENA VISTA.- Mark Ingram, corredor de los Saints, se ha divertido en todas las montañas rusas que ha podido encontrar durante los últimos días en Disney World. Entre los recorridos que experimentó figuran Space Mountain, The Incredible Hulk y Expedition Everest.

¿Cuál prefiere? La Rock ‘n’ Roller Coaster, cuyos furgones alcanzan una velocidad cercana a los 96 kilómetros por hora.

Quizás eso sea lo más emocionante que Mark Ingram haga esta semana.

Aunque hay más de 30 jugadores que participan por primera vez en el Pro Bowl, este partido anual de estrellas de la NFL se perfila como otro duelo de ritmo acelerado, grandes jugadas y muchos puntos. Evitar las lesiones es más importante aquí que evitar las críticas por no mostrar la intensidad o la rudeza que se esperarían en un encuentro normal de futbol americano.

“Estamos aquí, primero que nada, para divertirnos un poco y dar un espectáculo a los fanáticos”, manifestó el RB de Nueva Orleáns. “Y no queremos que nadie salga lesionado”.

El Pro Bowl vuelve al Camping World Stadium, en la cercana ciudad de Orlando, por segundo año seguido. Resta un año en el convenio de la NFL para realizar el partido en esta ciudad turística de Florida, donde se ubica el afamado parque de Disney.

Los equipos practicaron durante toda la semana en el complejo Wide World of Sports.
Fue prácticamente un acto familiar. Drew Brees, quarterback de los Saints, y Antonio Brown, receptor de los Steelers, llevaron a sus hijos a los entrenamientos.

Después de todo, Brees, Brown y otros jugadores han estado aquí antes. Y los debutantes simplemente han seguido el ejemplo de los veteranos y les han hecho algunas preguntas.

El cuestionamiento principal entre los “novatos” es cuan duro se juega?
“No lo sabes”, comentó Telvin Smith, linebacker de los Jaguars de Jacksonville. “Hay que decidir si uno vendrá aquí a jugar como sabe hacerlo o si va a tomárselo como el Pro Bowl”.

Smith pasó más tiempo que nadie firmando autógrafos después de cada práctica. Imagina que dar más tiempo a los fanáticos los compensaría por lo que verán en el terreno el domingo.

“Desde afuera, entiendo que la gente quiere ver que todos nos enfrentamos con lo mejor que tenemos”, reconoció Smith. “Pero desde adentro, terminamos recién una larga campaña, y esto es más una celebración por haber hecho algo bueno. Es como si dijeras ‘tu trabajo ha dado frutos esta temporada, ven, diviértete y relájate un poco”.