Archivo
En el caso del presunto abuso sexual cometido por un profesor del Cbtis, la Fiscalía General del Estado se mantiene en la fase de entrevistas para determinar si hay más víctimas

En el caso del presunto abuso sexual cometido por un profesor del Cbtis, la Fiscalía General del Estado se mantiene en la fase de entrevistas para determinar si hay más víctimas, aunque al momento ya son tres estudiantes quienes lo han acusado, dijo Gerardo Márquez Guevara.

El pasado martes se informó que el docente de esa institución Ernesto “N” fue señalado inicialmente por una estudiante, quien refirió que el mentor le envió imágenes de él estando desnudo, a través de WhatsApp.

En este sentido, el Fiscal General reveló que los agentes investigadores ya cuentan con una serie de testimonios.

“Pero no podemos determinar el número de denuncias o de víctimas hasta que no hayamos concluido una investigación. Con una de ellas, incluso, podríamos hacer una judicialización, aunque todavía tenemos algunas otras entrevistas pendientes para clasificarlas como víctimas, entonces esa es la parte que estamos investigando”, recalcó.

“Estamos entrevistando a muchas (personas), no son dos o tres, son muchas porque el resto puede constituir un testimonio solamente, aunque no aparezcan como víctimas, esa es la razón por la que no hemos determinado cuántas denuncias en concreto serían”, explicó.

“Pero, ¿las que pudieran aparecer como víctimas o que manifiesten ser víctimas?”, se le preguntó al Fiscal General, quien respondió: “dos o tres tenemos hasta el momento”.

El Fiscal aclaró que se busca acusar al maestro de abuso sexual, delito tipificado en el artículo 226 del Código Penal en el Estado.

DATO

11 son tres las jovencitas  a las que profe acosaba

 

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.