I. ADEUDOS

Que el Partido Nueva Alianza (Panal) del cuñado favorito, Jesús Páder Menchaca, dejó deudas, y han salido a relucir ahora con su liquidación tras la pérdida de su registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE) de Lorenzo Córdova. El Comité Directivo de Coahuila le quedó a deber algo así como 394 mil pesos al Servicio de Administración Tributaria (SAT) por concepto de impuestos. Pero la mayor cantidad se le adeuda al Instituto Electoral, de Gabriela de León, poco más de 6 millones 610 mil pesos por multas relacionadas con la fiscalización de los recursos recibidos. Esperemos que esto no se convierta en otro adeudo incobrable como sucedió con la chiquillada.

II. SIN LUPA

En medio de todo el alboroto por el fallo en la licitación para la compra-venta de carbón a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de Manuel Bartlett, se ha dejado de lado un importante elemento: Transparencia Mexicana dejó de ser testigo social. En años anteriores esta organización de renombre nacional e internacional participó en las licitaciones para observar el cumplimiento de la Ley. Incluso señalaron irregularidades y propusieron soluciones para hacer no sólo más transparente el proceso de adjudicación de contratos, sino también para mejorar en el aspecto administrativo. Pero de la noche a la mañana Transparencia Mexicana ya no tiene metida su lupa, y ya ven lo que pasó: muchas inconformidades.

III. ESTABILIDAD

En materia de seguridad, la administración de Miguel Ángel Riquelme está cumpliendo con las expectativas de los ciudadanos. El Índice GLAC, que desarrolla una empresa consultora de seguridad que labora en Estados Unidos y México, colocó a Coahuila en el segundo sitio con mejor nivel de Seguridad con Estabilidad Social. Rubros como seguridad, justicia, economía y derechos sociales fueron evaluados y a la entidad le fue bien. No es sólo disminuir el índice de delitos, sino que se están haciendo políticas públicas que van acompañando la mejor calidad de vida. La respuesta paralela al acierto en seguridad son la llegada de inversiones en todas las regiones del estado.

IV. GARROTE

Los gastos desmedidos de la administración de Alfredo Paredes en Monclova están provocando que los ciudadanos sufran las consecuencias. El municipio acerero ha puesto en marcha un programa llamado por los ciudadanos “garrote en mano”, porque cobrarán el predial con embargos a los morosos. Claro que cada ciudadano tiene la obligación de estar al corriente con sus contribuciones, pero muchos alegan que antes del embargo, Alfredo debe tomar en cuenta la difícil situación y que lo más conveniente es un programa de pagos, no el “garrote en mano”. Total, entre los aumentos a productos por la mala conducción de la economía del País y la exigencia municipal, los ciudadanos no saber qué hacer.

V. CONOCERLO

Allá en los municipios de Allende, Morelos y Villa Unión quieren conocer a Diego del Bosque, el diputado tómbola de Morena, porque ya se enteraron que, siendo coahuilense, votó en contra de que estos municipios no fueran integrados a los beneficios de disminución de IVA e ISR de la franja fronteriza. Los tres alcaldes, pero más Antero Alberto Alvarado, de Allende, quieren conocerlo y decirle algunas verdades frente a frente, porque alegan que no se vale que traicione así a su gente sólo por darle gusto a su grupo parlamentario. De hecho, Antero tiene previsto iniciar el lunes una huelga de hambre, para ver si así le hacen caso, porque quien hacía esto para llamar la atención es Reyes Flores.

VI. MAL EJEMPLO

A propósito de la lucha por el agua de Derramadero, hace cinco meses en Querétaro, donde gobierna Francisco Domínguez, el grupo parlamentario de Morena en el Congreso presentó una iniciativa para garantizar el derecho humano al agua, evitar precios excesivos y no dar concesión del servicio. Hasta ahí todo normal y sin interés para Coahuila. Pero resulta que en la iniciativa pusieron como malos ejemplos a Ramos Arizpe, en ese tiempo el Compara era administrado por Darío Zertuche, y a Aguas de Saltillo de Jordi Bosch. A Agsal le fue como en feria en ese ejemplo: cobros desmedidos, falta de transparencia, nuevos cobros, y acceso limitado al servicio por parte de los usuarios, por decir lo menos.

VII. RECULAR

Primera vez que el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene que recular en algo, pero cómo no hacerlo si está en juego la vida de personas. El expresidente Vicente Fox dio a conocer vía Twitter que un comando armado había querido entrar a su casa en Guanajuato. Las críticas y los comentarios de todo tipo arreciaron contra AMLO, quien retiró gran parte de la seguridad a los expresidentes. Por la misma vía, el Presidente publicó un mensaje: “He instruido al general Luis Cresencio Sandoval González, secretario de la Defensa, para crear una guardia de seguridad que proteja al expresidente Fox y su familia, con eficacia, pero sin los excesos que mantenían antes del cambio de régimen”.

VIII. DETENIDO

El delegado del IMSS en Coahuila, Pablo Francisco Linares Martínez, tiene por delante un grave problema: están detenidas las obras del Hospital General que se construye en Ciudad Acuña. Esa película parece que ya la vimos en el Seguro Social. Sucede que hacen licitaciones amañadas, luego las constructoras abandonan las obras y hay retrasos considerables; no hablamos de este nuevo hospital, sino de otras clínicas que se han construido en Coahuila. La versión de los trabajadores es que la constructora dejó las obras porque desde octubre del año pasado que no les pagan. Acuña lleva al menos 10 años tratando de conseguir un hospital para su creciente demanda de servicios de salud, y sigue sin lograrlo.