I. SECRETARIO
“Las Golondrinas” se escucharán mañana en el IEC, que tendrá su última sesión en su actual local. El organismo que dirige Gabriela de León Farías inició ayer su mudanza al nuevo edificio que les costará más de 120 mil pesos mensuales de renta. De no haber cuestiones extrañas, en ésta última encerrona, el lagunero Francisco Javier Torres Rodríguez será ungido como nuevo secretario ejecutivo del instituto, con lo que prácticamente quedará completa la primera plana de funcionarios del árbitro electoral.

II. PÁGINA
Además de lo que será su nueva casa, el instituto electoral también está estrenando desde ayer su página electrónica, ubicada en la dirección http://www.iec.org.mx. De entrada, el órgano jurisdiccional cumple con su apartado de Transparencia, en el que tiene “arriba” prácticamente toda la información pública mínima exigida por la ley en la materia. Poco a poco la cosa va agarrando forma, sólo falte que de verdad arranquen con la organización del proceso electoral.

III. TIBIA, TIBIA
Tibia, tibia  se notó a Verónica Martínez, mandamás del PRI en Coahuila, cuando habló de la presencia de Enrique Martínez y Morales en el festejo cumpleañero de “El Indómito” Armando Guadiana, archirecontra rival del PRI. Luego de que se supo que en la cúpula se indigestaron cuando supieron de la presencia de Enrique en tal festejo, la lagunera se limitó a decir cosas como que cada quien es libre de invitar a quien quiera a sus fiestas y cuestiones similares que más bien las dijo para salirse por la tangente.

IV. INCÓMODA
Incomodísimo pasaje se vivió en el rebaño legislativo durante una pasada sesión del Pleno, cuando le esposa de un legislador, fue y se plantó en el edificio legislativo para reclamarle a su marido ciertas cuestiones muy personales. Los que ahí estaban no daban crédito a la situación, que se calmó un poco cuando el aludido bajó de su curul para salir con su cónyuge y arreglar la situación en privado.

V. EXNARANJA
Y ya que hablamos de cuestiones electorales, dicen que Guadalupe Olvera Patena le colmó el plato a Evaristo Lenin Pérez y lo quitó como portavoz de la UDC ante el mencionado IEC. Miriam Aguilera Mercado es la nueva comisionada naranja ante el instituto, luego de que los coqueteos aquí descritos de Olvera Patena con el PRD, aunados a fuertes diferencias con Karla Samperio, terminaron por hacerlo saltar como tapón de sidra de la silla udecista.  Por su parte, Olvera Patena maneja el asunto como algo temporal.

VI. URBANIDAD
Estuvo en Saltillo Jorge “Coco” Dávila, para más señas, alcalde de Parras. El jefe de la comuna parrense se dejó venir a la capital, junto con algunos empresarios vitivinícolas, para platicar con autoridades estatales y legislativas acerca de la necesidad de hacer una verdadera planeación urbana en la Cuna de Madero. Atendieron a los visitantes Eglantina Canales, Gerardo Garza Melo, José María Fraustro Siller y Luis Garza, entre otros.

VII. CONVENIO
Anduvo por estas tierras Santiago Nieto, titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales. Además de presentar su libro Teoría de la Nulidad de las Elecciones”, el excatedrático de la UAdeC y la Facultad de Jurisprudencia de esta Casa de Estudios -que comanda Luis Efrén Ríos- se comprometieron a trabajar juntos. Ya hay una actividad para el arranque de esta colaboración y se trata de un concurso de derechos políticos, en el que se convocará a todas las universidades del País a discutir temas de delitos electorales y derechos políticos.

VIII. ‘TURISMO’ ELECTORAL
De pasada, Nieto dijo que en Coahuila, la Fepade tiene iniciadas investigaciones por el llamado “turismo electoral”. La situación involucra a un partido político que se trajo a Coahuila a numerosos ciudadanos del Centro de País para que se registraran en el INE, obtuvieran su credencial de elector y votaran a favor de sus candidatos. Por la secrecía del asunto, el funcionario puso “pico de cera” cuando se le pidieron detalles.

IX. GOTERAS
En las nuevas oficinas de la PGJE que dirige Homero Ramos Gloria sufrieron bastante las recientes lluvias. Fue específicamente en el edificio de la Procuraduría cercano al Penal varonil, donde pasillos y oficinas se inundaron tanto que las secretarias y alguna que otra abogada tuvieron que suspender sus labores de rutina para ponerse a desaguar la zona con trapeadores, escobas y cubetas. Las goteras eran tantas que algunos, de plano, abrieron sus paraguas adentro del inmueble.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx
Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx