Foto: Internet
Destaca que desde 2015 ya suman 4 mil 299 casos y que de cada 100 carpetas de investigación abiertas solamente hay una sentencia condenatoria

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) informó que durante el primer trimestre de 2019 asesinaron en el país a 285 niños y niñas, es decir, tres homicidios diarios. La organización consideró que la estrategia de seguridad del gobierno federal no está contribuyendo a disminuir la violencia contra los menores, porque se mantiene la militarización, el centralismo en materia de seguridad y el número de carpetas de investigación es muy bajo.

Reportó que de cada 100 carpetas de investigación donde menores son víctimas, solo hay una sentencia condenatoria. “No vemos ninguna diferencia en la estrategia de seguridad. Es la misma... no sé si son los mismos o iguales, pero es la misma. ¿En qué se basa? Militarización, centralismo, más efectivos en territorio, pocas carpetas de investigación y casi nadie sentenciado”, reprochó Juan Martín Pérez, director ejecutivo de Redim.

El informe, que fue presentado en conferencia de prensa, señala que del total de víctimas entre enero y marzo de 2019, 234 eran niños y 51 niñas. Los estados más violentos en este periodo fueron Guanajuato, con 35; Veracruz, 20, y Nuevo León, 18. "Es una tendencia que no se va a resolver de forma inmediata, mucho menos en seis meses.

Es necesario que se construya una estrategia de prevención para niños, niñas y adolescentes que esté sustentada en la ley, con entidades específicas, funcionarios y, muy importante, presupuesto. Sin esto no hay posibilidad de que haya un cambio o freno a la ola de violencia en el país", agregó. Respecto a los feminicidios, en 2019 suman 29, es decir, un promedio de casi 10 por mes.

Comparado con el primer trimestre de 2015, representa el arranque de año más violento en los últimos años para la población de menores en el país. Mientras que en el delito de trata se han presentado 10 víctimas en el periodo de referencia; en el caso de secuestro se registraron 15 casos por mes en promedio. El estudio revisa también la tendencia en los últimos cuatro años.

Así, de 2015 a los primeros tres meses de 2019 se registraron 4 mil 299 víctimas de homicidio doloso de menores de 18 años. Esta cifra representa cerca de 4 por ciento del total de víctimas de este delito. El mes más violento para este sector de la población en los últimos cuatro años fue junio de 2018, cuando 222 menores fueron asesinados, mientras que el segundo mes más violento fue septiembre de 2016 con 162 muertes. La entidad que acumula mayor número de víctimas entre 2015 y lo que va de 2019 es Chihuahua con 507 casos, le sigue Estado de México, Guerrero y finalmente Guanajuato.

 

VULNERABLES

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, alertó que una parte importante de los niños y adolescentes en el país registran condiciones de vulnerabilidad y marginación, por lo que ofreció reforzar las acciones del gobierno en beneficio de ese sector. La funcionaria participó en la presentación de los resultados de la Consulta Infantil y Juvenil 2018 organizada por el Instituto Nacional Electoral (INE), los cuales refieren que más de 40 por ciento de los 5.6 millones de menores que participaron acusaron haber recibido o estar sufriendo algún tipo de violencia en su hogar. 

Esto a través de expresiones que van desde los insultos y agresiones verbales, hasta violencia física. El documento también señala que 28 por ciento de los participantes fueron víctimas de violencia sexual. “Entender y atender las necesidades de nuestras niñas, niños y adolescentes es fundamental para que México cuente con un mejor presente y avance hacia un futuro próspero”, puntualizó la titular de la Segob en el auditorio del INE

El representante de la Unicef en México, Christian Skoog, destacó la importancia del ejercicio, pero sobre todo de que las autoridades escuchen a los menores para la creación de políticas públicas. Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, consideró que los resultados que reflejan que los avances logrados en la convivencia democrática son insuficientes y que la problemática que genera la violencia, la inseguridad y la corrupción está permeando las percepciones sobre lo que les preocupa a niños y adolescentes. 

Y ADEMÁS EDUCACIÓN, CLAVE PARA EL CAMBIO 

La educación es pieza clave para fortalecer la igualdad de género, la inclusión y eliminar la discriminación, ya que un cambio cultural sólido se logra mediante la educación y es en la infancia donde se adquieren roles y valores, resaltó Norma Lucía Piña Hernández, ministra de la Suprema Corte al inaugurar una exposición de pintura infantil.