“Is insolting and unacceptabol” que la élite empresarial mexicana arroje la piedra y esconda la mano en su afán por coaccionar el voto de sus trabajadores. Pues un día, en cartas, reuniones o videos, llaman a sus empleados a “razonar su voto”; y al día siguiente la mayoría de dichos empresarios se desdice.

“Is insolting and unacceptabol” que los magnates de Femsa, Lala, Bimbo, Aeroméxico, Finsa y Palacio de Hierro, así como los Grupos México, Bal, Herdez, Vasconia, Chihuahua y Coppel dejen de lado su poder económico para negociar con Andrés Manuel a partir del 2 de julio; y, en cambio, opten por agudizar la división de clases sociales y la ingobernabilidad en el País.

“Is insolting and unacceptabol” que Andrés Manuel y sus seguidores, más allá de su indignación y descontento, contribuyan a empeorar esa misma crispación social entre los mexicanos.

“Is insolting and unacceptabol” que dichas élites, abrazadas al tótem del neoliberalismo desde 1982 y apalancadas por una partidocracia funcional a sus intereses, no asuman su responsabilidad por tener un Estado mexicano con hoyos por doquier, debilitado y frágil, incapacitado para ejercer el monopolio de la autoridad para contener la violencia y la ingobernabilidad en la mayoría de los 32 estados; y más aún, para acotar la voracidad de las élites empresarial y política para chupar al País hasta su inanición.

“Is insolting and unacceptabol” que las élites, empresarial y política, no tengan la menor empatía y misericordia por el mexicano pobre y de clase media, para entender el porqué 52 por ciento de ellos apoya a AMLO (Reforma: 30-05-2018). Ellos olvidan que gracias al triángulo incestuoso, formado por empresarios, Estado y partidos, fortalecido desde 1982, hoy aparecen 16 billonarios mexicanos en Forbes 2018, que acumulan 141 mil millones de dólares; mientras “hace 30 años la canasta básica costaba 5 horas de trabajo, y hoy con 24 no alcanza” (Centro de Análisis Multidisciplinario UNAM: 2018).

“Is insolting and unacceptabol” que las élites, económica y política, no valoren la inteligencia y la convicción de “los jodidos”, como suelen llamarlos desde las alturas, para defender su esperanza morenista, por muy limitada que esta pueda ser. 

@Canekvin