Archivo
Existe una desaceleración en la economía y en la industria automotriz, a nivel nacional en el periodo enero-septiembre

A través de la iniciativa “Quédate con los de Casa, Compra en Saltillo”, las distribuidoras de vehículos ubicadas en la ciudad, invitaron a los saltillenses a que la derrama económica que generan al adquirir un vehículo se quede en la localidad.

Los representantes de agencias que manejan marcas como Toyota, Chevrolet, Mazda, Hyundai, Ford, JAC, Lincoln y las del grupo Coahuila Motors, invitaron a los saltillenses a comprar a los de casa.

Comentaron que existe una desaceleración en la economía y en la industria automotriz, a nivel nacional en el periodo enero-septiembre disminuyó 7.5% la venta de vehículos y en septiembre fue de 12.2%; en el caso de Saltillo, los números son similares 7.5% en enero-septiembre y 12% mensual.

En la plaza se venden anualmente 13 mil vehículos ó 1,100 mensuales, sin embargo, en septiembre fueron 835 coches, lo que representa una caída de 12%; en contraparte, hay un 6 a 10% de los clientes de Saltillo que van y compran  los vehículos con distribuidoras de Monterrey, quienes presentan sólo un decremento de 1.8% a 2% en sus ventas.

Destacaron que en Saltillo hay 26 agencias de automóviles y representan a más de 600 familias saltillenses, como ejemplo citaron que la agencia Toyota representa a 85 familias, Mazda a 60, Chevrolet del Grupo Surman a 200, Hyundai a 50, mientras que Ford, JAC y Lincoln a 120 y las agencias que representa Coahuila Motors a otras 120 familias.

Por ello, destacaron que trabajan en una marca, pero representan a familias saltillenses, además de que existe un compromiso social de las distribuidoras locales con la comunidad, pues apoyan diversas actividades sociales y deportivas.

AUTOS CHOCOLATE

Ante la iniciativa de regularización de vehículos chocolate, comentaron que puede generar una disminución de hasta 30% en los vehículos nuevos, si hoy se venden un millón 300 mil unidades en el país, al cabo de 3 años puede bajar a 900 mil coches, asimismo impacta la venta de autos usados en el país.

Aunado a que “nos convierte en un basurero de Estados Unidos”, los vehículos irregulares que llegan de ese país, no se venden en México y no hay refacciones para ello, a la larga su costo es el doble o triple”.

“Ya aprendimos del pasado, no podemos repetir los mismos errores, no son autos chocolate o chuecos, es contrabando directamente y lo único que nos mandan es basura”, indicaron.

EL DATO

Las distribuidoras ubicadas en la ciudad buscan que la derrama económica se quede en la localidad