Lavers apuntó que los residuos humanos acumulados en islas remotas sin grandes poblaciones son un indicador de la cantidad de plásticos que circulan por los océanos del mundo.

Las costas de las islas Cocos (Keeling), territorio de Australia en el océano Índico, acumulan alrededor de 414 millones de piezas de residuos de plástico, según un estudio publicado este jueves en la revista Scientific Reports.

La profesora del Instituto de Estudios Marinos y Antárticos de la Universidad de Tasmania (Australia) Jennifer Lavers ha sido la encargada de liderar el estudio que estimó que, en total, las islas del océano Índico están llenas de 238 toneladas de plástico, que incluyen 977.000 zapatos y 373.000 cepillos de dientes.

La nueva investigación de Lavers viene se produce después de que en mayo de 2017 participara en el estudio de la ONG ecologista británica RSPB en la isla deshabitada de Henderson.

Este análisis concluyó que se trata del territorio con mayor densidad de desperdicios producidos por el ser humano del planeta, 671 restos de basura por metro cuadrado en la isla.

La densidad de basura hallada en las islas Cocos (17 toneladas) es menor que en la de Henderson (18 toneladas). Lavers apuntó que los residuos humanos acumulados en islas remotas sin grandes poblaciones son un indicador de la cantidad de plásticos que circulan por los océanos del mundo.

Las costas de las islas Cocos (Keeling), territorio de Australia en el océano Índico, acumulan alrededor de 414 millones de piezas de residuos de plástico. Foto: Inverse/Inverse/Emma Betuel

"Es cada vez más urgente que actuemos sobre las advertencias que nos dan", alertó la experta, al tiempo que explicó que la estimación hecha para la isla Cocos podría ser mayor porque solo pudieron realizar muestreos hasta una profundidad de 10 centímetros y no pudieron acceder a algunas playas.

Aclaró que los residuos encontrados en las Cocos fueron muy diferentes a los de Henderson, donde los escombros identificables estaban relacionados con la pesca, y en la primera la gran parte eran artículos de consumo de un solo uso, como tapas de botella y pajitas, así como una gran cantidad de zapatos y correas.

El coautor del estudio Annett Finger, de la universidad canadiense de Victoria, indicó que la producción global de plástico continúa aumentando, con casi la mitad producido en las seis últimas décadas.

Residuos antropogénicos en las Islas Cocos (Keeling). (A) al este de la Isla Sur, (B) al norte de la Isla de la Dirección, (C) vegetación de playa en el noreste de la Isla del Hogar, (D ) microplásticos al este de la Isla Sur. Foto: Scientific Reports.

"Como resultado del crecimiento de los plásticos de consumo de un solo uso, se estima que ahora hay 5.25 billones de piezas de deshechos de plástico en el océano", apuntó.

Para el experto, la única solución viable a este problema es "reducir la producción y el consumo de plástico" y, al mismo tiempo, "mejorar la gestión de deshechos para evitar que ese material entre en los océanos”.