La senadora de Morena dio su propia versión del Grito de Independencia, con una protesta en contra de un proyecto minero en Dolores Hidalgo
Jesusa Rodríguez, senadora de Morena | Foto: Cuartoscuro

México.- La polémica integrante de la bancada de Morena en el Senado de la República, Jesusa Rodríguez “se adelantó” al 15 de septiembre y dio su propia versión del “Grito” con repique de campana incluido durante una participación en la Cámara Alta.

Ante el pleno del órgano legislativo, la legisladora realizó una protesta en contra de un proyecto de explotación de una mina, del que dijo, se planea llevar a cabo en el municipio de Dolores Hidalgo, Guanajuato, cuna de la Independencia de México.

Al pasar a tribuna, Rodríguez advirtió que en pleno siglo XXI, “la campana de Dolores está otra vez tocando alarma”, pues la empresa originaria de Canadá, Argonaut Gold busca hacer una mina de tajo para extraer oro, plata y cobre en el Cerro del Gallo”.

Con una réplica a escala de la Campana de Dolores en mano, la senadora recordó que en la Independencia, el pueblo mexicano logró “la primera transformación nacional” al liberarse “de la abusiva explotación extranjera”.

Hay que festejar Independencia con reclamo a proyecto minero, señala

Ante ello, destacó que en la llamada “cuarta transformación”, como ha identificado el presidente Andrés Manuel López Obrador a su gobierno, “estamos llamadas a consumar la independencia del poder político, del poder económico”.

Para dicho objetivo, expuso, se debe generar una unión para evitar que se generen afectaciones en la ecología por medio de proyectos que sólo buscan beneficios económicos. Además refirió que se debe celebrar la fecha, reclamando la irrupción de la empresa señalada.

“No hay mejor manera de celebrar nuestra independencia, que uniéndonos al reclamo de los pueblos de San Felipe,San Diego de la Unión, San Luis de la Paz, Doctor Mora, San José Iturbide y San Miguel de Allende, que están otra vez en pie de lucha”, dijo Jesusa.

Finalmente, repicando su réplica de la campana, dio su propia versión del Grito de Dolores, en el que condenó el proyecto minero y la explotación de los mantos de la zona, además de que celebró la soberanía del país.

“Que se escuche en todo el país en nuevo grito de Dolores: No a la mina del Cerro del Gallo, no a la explotación de los acuíferos, viva la soberanía nacional, viva la cuenca de la Independencia, viva México”, dijo.