Luego de sumar par de derrotas en apenas tres actuaciones con Saraperos, el equipo decidió relevar al cerrador dominicano Tony Peña Jr. en su róster con un nuevo cerrador

Los Saraperos dieron de baja al serpentinero Tony Peña Jr., quien no pudo realizar su trabajo como cerrador en par de encuentros en los que la Nave Verde tenía oportunidades claras de llevarse la victoria y terminó perdiendo, por lo que la paciencia de la directiva saltillense se terminó y ahora será otro dominicano, Juan Jaime, quien tiene experiencia de Grandes Ligas con Bravos de Atlanta y en Invierno juega para Tigres de Lacey, el encargado de dar los cerrojazos por el equipo de la capital coahuilense.

Con marca de 1-3 hasta la tarde de ayer, los Saraperos vieron dos de esos descalabros sobre la serpentine de Peña Jr., quien en su primera actuación subió al montículo en la casa de los Sultanes durante el día inaugural en Monterrey, donde lanzó sin problemas la novena entrada para sentenciar el 7-3 de la Nave Verde, sin oportunidad de salvamento.

 

Sin embargo, en sus dos siguientes salidas se le vino la noche. Primero, en el segundo de la serie frente a los regios, donde Saltillo tenía posibilidades de ganar en casa sobre Sultanes al llegar empatados a la novena entrada a 6 carreras por bando, Tony Peña recibió 5 rayitas que al final fueron una ventaja inalcanzable para los verdes, que terminaron por caer 11-7.

Luego, ante los Diablos Rojos del México, en el primer choque en el Madero, Saraperos tenía ventaja de 4 carreras luego de 7 entradas completas. Llegaron 6-2 al octavo inning, donde Esteban Haro se llevó 3 rayitas que acercaron a los escarlatas 5-6, por lo que Peña Jr. llegó a tratar de sacar el último out de ese capítulo, sin embargo, no pudo conseguirlo y a cambio se llevó dos anotaciones con par de hits, uno de ellos cuadrangular, con lo que los pingos le dieron la vuelta a la pizarra (7-6) y le cargaron el descalabro al dominicano. Al final Diablos venció 8-6 a los Saraperos.

 

Dos descalabros dolorosos, especialmente por la forma en que vinieron y sobre todo por ser rivales directos de la Zona Norte, con los que Saraperos peleará con fuerza por un lugar en los playoffs y estas derrotas podrían costar muy caras al final de la campaña.