Tomada de internet
Una jueza impuso una orden de restricción al exseleccionado argentino

El exjugador del Porto y Marsella,  Lucho González, está en el ojo del huracán, luego de que su esposa lo denunciara por intento de homicidio el pasado 8 de diciembre en Brasil. 

Todo ocurrió por una discusión familiar y lo hizo enfrente a sus hijos. 

"Mi marido, Lucho González, intentó matarme. Discutimos e intentó matarme. A partir de ahí vació la casa, sacó todas las joyas y cosas de valor, sacó el dinero de las cuentas, bloqueó todas mis tarjetas, robó mi dinero. Intentó asfixiarme y me cortó las muñecas, me colgó en el barandal y llamó a mis hijos para que me vieran caer del balcón", fueron las palabras de la afectada a Globoesporte

Tomada de internet

Las declacariones fueron recogidas por la Comisaría de la Mujer, y los representantes del futbolista se pusieron en contacto con las autoridades y dijeron que están dispuestos a colaborar. 

"Las empleadas lo hicieron entrar en razón y él me tiró del balcón, porque debajo tenía el patio donde estaban mis hijos jugando con los cachorros y empezó a gritar: ‘Te voy a matar te voy a matar’”, agregó la víctima.

Una jueza impuso una orden de restricción al futbolista que no podrá acercarse a menos de 500 metros de su mujer, además le fueron suspendidas las visitas a sus hij0os por 90 días.