Tomada de Twitter
Ni Oribe Peralta salvó a Guadalajara de una derrota donde los Guerreros brillaron y el Rebaño mostró carencias

Ni el debut de Oribe Peralta recompuso la caricatura que son las Chivas desde hace cuatro torneos.

El Rebaño Sagrado cayó 3-0 en Torreón ante Santos, a pesar de contar con su refuerzo de lujo durante media hora.

Tomada de Twitter

Si en algo no han podido remediar su pésimo accionar los de Tomás Boy, es en la saga defensiva.

Desde Antonio Rodríguez, hasta Oswaldo Alanís, Jesús Sánchez y Alejandro Mayorga, dejando a Hiram Mier como lo más rescatable, los jugadores rojiblancos eran una aduana para los delanteros de la Comarca, algo que aprovecharon sin problema.

Cuatro son los torneos que el Guadalajara acumula sin saber lo que es disputar una Liguilla y parece que así será por una competencia más.

Ocho de nueve juegos consecutivos son las derrotas que han sufrido los tapatíos, combinado con los duelos de pretemporada, algo que podría ser una excusa pues un día antes habían jugado contra la Fiorentina, aún así, el 60 por ciento del plantel que jugó en Coahuila había descansado y ni así pudieron medirse al tú por tú contra los verdiblancos.

La Jornada 1 tuvo un duelo de contraste: mientras que para Chivas se irá al olvido y fungió como una demostración más del porqué están en el fondo del Descenso, para Santos sirvió para corregir pequeños errores que los de Guillermo Almada tienen, pero que al final de cuentas siguen siendo un equipo contendiente al campeonato.

En el segundo tiempo ingresaron "Cepillo" y Alexis Vega para ayudar a Alan Pulido y "La Chofis" López ir hacia el marco de Jonathan Orozco, pero salvo un disparo de Vega, nunca pusieron en complicación a la saga santista.

Fueron 40 minutos de esperanza para los tapatíos que acabaron en pesadilla cuando Brian Lozano hizo el primero del juego.

El exjugador del América metió un trallazo desde un tiro de castigo que parecía fácil para Rodríguez pero que terminó colándose al centro de la portería del portero rojiblanco.

Ocho minutos más tarde, ya en la segunda mitad, Matheus Doria remató sin marca en el centro del área chica y puso el 2-0 demostrando que Santos iba por la goleada en el TSM.

El juego comenzó a emparejarse pero no sirvió de nada.

Julio Furch, fiel a su estilo, aprovechó el pésimo partido de Alanís en su regreso a la Liga MX y anotó el 3-0 que definía un duelo pintado de verde y blanco.

Chivas volvió a perder, mostró la cara que viene dando desde hace varios años y ni Oribe Peralta parece que los ayudará a levantarse de ese mal paso.