Foto: Archivo
Detalló que la calidad de las fuentes de trabajo no han mejorado de acuerdo con lo resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, pues incluso varias plazas se han deteriorado

Ciudad de México. Uno de los datos que más eco ha hecho la actual administración es la evolución favorable del empleo, sin embargo las condiciones del mercado laboral no han mejorado y la precarización de los salarios se ha acentuado con el paso del tiempo, consideró el Centro de Investigación en Economía y Negocios (Cien).

Recordó que en el sexenio actual, las autoridades federales se han caracterizado por dar relevancia al ritmo de crecimiento de plazas laborales en el país, que de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en 5 años el número de afiliados se incrementó en poco más de 671 mil.

Subrayó que la cifra de puestos eventuales (75 mil 503 personas) continua siendo superior en el total de trabajadores afiliados a esa institución de salud pública, pues sólo el 34 por ciento, es decir, 38 mil 219 personas cuentan con un puesto de trabajo con plaza permanente.

Consideró que si bien las cifras del primer mes del año (113 mil 722 afiliados) muestran que el ritmo de crecimiento se mantendrá en este año, no representa un mayor nivel de desarrollo debido a las condiciones en las que se generaron dichos empleos.

Abundó que durante el último trimestre de 2017, la tasa de subocupación (6.6 por ciento) es superior a la de desocupación (3.3 por ciento). Pero si bien más personas cuentan con un empleo, los ingresos generados no son los suficientes para satisfacer sus necesidades y tienen la necesidad de laborar más.

En su análisis semanal, detalló que la calidad de las fuentes de trabajo no han mejorado de acuerdo con lo resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, pues incluso varias plazas se han deteriorado.

En ese sentido, señaló que en el mejor de los casos la población ocupada percibe tres salarios mínimos y la población que recibe esa cantidad o menos representa el 62 por ciento de toda la población ocupada, que en el último año la cifra se incrementó en más de 400 mil personas.

En tanto, la población con ingresos de más de 5 salarios mínimos disminuyó 23.2 por ciento, por lo que más de 734 mil trabajadores ya no perciben esa cantidad.

El panorama laboral descrito por el Cien también subraya que más de 32 millones 800 mil personas con una ocupación no cuenta con acceso a alguna institución de salud, por lo que en caso de alguna problemática de ese tipo, su bolsillo tiene un impacto.
También señaló que mientras 16 millones 300 mil personas cuentan con un contrato por escrito, una cantidad similar (16 millones 100 mil) laboran sin una relación formal definida y eso pone en riesgo su principal fuente de trabajo.

Concluyó que para contribuir a la productividad es necesario contar con condiciones empleo favorable, de otra manera no será posible lograr ese objetivo y mejorar el nivel de desarrollo económico.