Jack Ma, el padre de Alibaba, ha lanzado en Cnbc una entrevista de casi 30 minutos en la cual habla de: inteligencia artificial, del futuro del trabajo, globalización, Trump

Cuando un ex guía turístico puede crear la más grande plataforma de e-commerce en el mundo, quiere decir que tiene la capacidad de mirar el futuro.

Cuando habla del porvenir, entonces, vale la pena escucharlo. No será Nostradamus y a veces hablará por intereses personales. Pero raramente lo hará sin conocimiento de causa.

Jack Ma, el padre de Alibaba, ha lanzado en Cnbc una entrevista de casi 30 minutos en la cual habla de: inteligencia artificial, del futuro del trabajo, globalización, Trump.

No obstante que sea el jefe de uno de los mayores grupos tecnológicos en el mundo(o quizá por esto) Jack Ma ve en la inteligencia artificial enormes potenciales y otros riesgos. Las revoluciones tecnológicas (aquellas verdaderas, que hacen época) han sido, afirma, la base de la primera y la segunda guerra mundial.

Afirma que el aprendizaje de las máquinas y la inteligencia artificial representan “la tercera revolución tecnológica”. Y por lo tanto; “podría causar una tercera guerra mundial”. ¿Será una batalla entre hombres y máquinas o entre estados puestos de rodillas por las desocupaciones?.No se sabe el dato.

Jack Ma se dice preocupado por el futuro. Y prevé que en treinta años los dolores serán superiores a las alegrías.

Si la automatización fuese lanzada en aumento salvaje, nos deberíamos preocupar de escenarios distopicos y de conflictos humanos. Porque habría una creciente brecha entre ricos y pobres (con trabajos menos cualificados sustituidos por las maquinas).

Para discutir este problema, sirve que los gobiernos tomen” decisiones difíciles”.

Que a largo plazo, serán apremiantes. ¿Cuáles serán? Jack Ma no da respuestas explícitas, pero menciona algunos factores.

“No creo que debería desarrollarse máquinas como hombres”, ha afirmado Ma.

“Deberíamos  lograr que hagan cosas que el hombre no le agrada hacer”.

Todavía, la sustitución de algunos trabajos es prácticamente cierta. Al menos “cualitativa y creativa” será la formación de los más jóvenes y mayores serán los riesgos. Mitigando los conflictos sociales; el hombre debe concentrarse en:” los jóvenes, la inclusión, la pobreza y el ambiente”,

Y usar la tecnología con un objetivo: “Mejorar la vida de las personas”

Jack Ma hablo de inteligencia artificial evocando un conflicto mundial. Pero no comenta, jamás, de tener la voluntad de bloquear el proceso en curso. Tener la tentación de hacerlo es simplemente, “imposible”. Erigir muros es del todo inútil. Y aquí, el padre de Alibaba se refiere a Trump: “La globalización no se puede terminar. Si no puedes terminarla, entonces, mejórala, haciéndola más inclusiva”.

Un discurso que vale para el comercio y para las relaciones humanas; “La movilidad está destinada a aumentar”. Se puede gestionar, pero no anular.

“El mejor modo para crear puestos de trabajo es ayudar a  los pequeños negocios a crecer”. Lo qué es “producir locales y vender en todas partes”. La globalización y el desarrollo tecnológico actual han sido construidos por “las grandes compañías” y si han basado en la “estandarización”. El futuro es “de los pequeños” y de la “personalización”.

Una afirmación singular, sobretodo porque es dicha por un gigante de la industria.

El futuro visto por Jack Ma es el de un mundo en el cual pocos intermediarios de grandes dimensiones sostienen, la difusión de pequeños negocios en un único mercado global. “La evolución tecnológica pondrá a prueba a decenas de sectores.

Si nos ayudamos los pequeños negocios a volvernos globales habrá grandes problemas”. Para evitarlo hay que actuar ahora, antes que se vuelvan irresolubles.

Los datos serán importantes como el agua, dice Ma. Porque son los datos los que nutrirán la inteligencia artificial. Sin, “el desarrollo es imposible”. Hoy es solo “el inicio de la era de los datos”. Hablamos ya de “grande” pero es solo cuestión de proporciones, lo que hoy parece grande, dentro de poco parecerá minúsculo.

Pero visto que los datos son como el agua, en el futuro se volverá aún más importante “su protección.

Está convencido que en un conflicto entre los hombres y las máquinas “ganaran los hombres”.

 

Con información de AGI