Cortesía
Imaginen tener en un mismo equipo a LeBron James, Kawhi Leonard, Paul George, Chris Paul y DeMarcus Cousins

Los Ángeles se despertó con gran esperanza esta mañana, sobre todo la afición de los Lakers, luego de que LeBron James rechazó su último año de contrato con los Cavaliers de Cleveland y se convirtió en agente libre sin restricciones, según informó ESPN.

La fecha límite para que LeBron tomara la difícil e informar a los Cavs su decisión era a las 23:59 horas del jueves, algo que cumplió y ahora escuchará ofertas.

En caso de partir de Cleveland, esta sería la segunda ocasión que lo haga, luego de que abandonó al equipo en el 2010 para integrar un trabuco en Miami, en donde ganó dos anillos de campeón de la NBA.

En aquella vez, LeBron ya había perdido una final y la dirección del equipo no había invertido lo suficiente para contratar jugadores que pudieran ayudarlo en la búsqueda del título.

Este año ocurrió lo mismo y el resultado fue idéntico, al perder por segunda ocasión consecutiva la final contra los Warriors.

Es por eso que LeBron probablemente buscará un nuevo destino que lo ponga como contendiente a pelearle a Golden State el cetro de la NBA.

Uno de esos podría ser Los Ángeles, pues según filtraciones se indica que la organización ya superó el retiro a Kobe Bryant y ahora busca darle nuevamente brillo inmediato al equipo, aunque eso implique el tener que deshacerse de sus jóvenes talentosos.

Desde hace semanas, se dice que en el proyecto se incluye a varias super estrellas, que aparentemente ya se pusieron de acuerdo para poder armar un súper equipo.

El primero que alzó la mano fue Kawhi Leonard, quien se supo que su intención es dejar a los Spurs de San Antonio para dirigirse a Lakers.

Luego surgió el nombre de Paul George, quien al igual que James, aún tenía contrato con Oklahoma City pero podía deshacerso en caso de que quisiera marcharse a otro destico, cosa que ocurrió.

En la agencia libre también aparece Chris Paul, quien dejaría a los Rockets en busca de tener una oportunidad real de conseguir un título, luego de años intentando hacerlo con diferentes equipos sin tener éxito.

Sólo faltaría un centro de altura que completara este “Dream Team” y ahora aparece en el nombre de DeMarcus Cousins, quien aparentemente no quiere seguir con los Pelicans de Nueva Orleáns.

Y aunque la única restricción sería el tope salarial, algunos de ellos podrían sacrificar sus ingresos con tal de poder conseguir un anillo de campeón.