Archivo
Aseguró además que al tratarse de una ley federal, el Poder Judicial del Estado no puede desobedecer la regla

El magistrado presidente de la Sala Colegiada Penal del Poder Judicial de Coahuila, informó que los dos casos de sentencia de cinco años de prisión por feminicidio en la entidad, corresponden a condenas impuestas contra personas menores.

Aseguró además que al tratarse de una ley federal, el Poder Judicial del Estado no puede desobedecer la regla.

La declaración de Juan José Yáñez Arreola se hizo luego de que la Red de Mujeres de La Laguna se inconformara sobre dichas sentencias, porque según el colectivo: “(dan la idea de que) ese es el costo a pagar por matar a una mujer en el Estado”.

El cuestionamiento creció además, porque las leyes de la entidad recientemente incrementaron la pena máxima por feminicidio a 60 años.

El magistrado presidente dijo que según a la Ley de Justicia Penal para Adolescentes, el juez puede imponer el cumplimiento de dos tipos de sanciones.

Una a acusados de los 14 a 16 años de edad y que puede ser de tres años de castigo, y la otra a acusados de 16 a 18 años, cuya pena puede ser de hasta cinco años.

Es por eso que existen en la entidad estas dos sentencias, que son las mismas para otros tipos de delito.

ES LA LEY, DICE MAGISTRADO

“Esta es una legislación especial para los menores, son penalidades para adolescentes y es una ley nacional, y la duración máxima del internamiento es de cinco años en caso de homicidio, violación. Es por eso que la sanción de los dos casos es aquí hasta de cinco años”, expresó.

En ese sentido, y ante el cuestionamiento que hizo la Red, el magistrado presidente indicó que el Tribunal ha estado al pendiente de la situación, y aseguró que:

“Eso no es lo que cuesta matar a una mujer, hay una penalidad, hay un ordenamiento que señala cuál es el máximo de las penas. Para que hubiera una reforma tendría que ser a nivel nacional, y si la hubiera, estaríamos atentos a las organizaciones de las mujeres. Estas peticiones son muy justas”, manifestó.