Una muestra del gasto sin un fin específico fue la compra de más de 10 mil borradores, sin haber motivo para su utilización. Fotos: Vanguardia/Josué Rdz.
En una de las bodegas que pertenece a Bienestar Social se detectaron decenas de cajas con herramienta nueva que debió haberse utilizado en talleres y cursos como belleza, soldadura o carpintería

Piedras Negras, Coah.– La dirección de Programas de Bienestar Social, reveló que independientemente de la mala calidad de materiales utilizados en diferentes obras comunitarias, se detectó en bodegas equipo nuevo que debió haber sido utilizado en programas de capacitación, así como para atención de la salud, entre otros.

La directora de Bienestar Social, Mirtala Barrera Tamez, dio a conocer que al hacer una inspección de lo que se encontraba en bodegas, se logró detectar equipos nuevos que fueron adquiridos desde el 2015 y que no fueron utilizados para su fin.

“Por ejemplo, entre muchas otras cosas, se encontraron herramientas nuevas todavía en sus cajas como serruchos, martillos, máquinas de soldar, que debieron haber sido canalizados a los centros comunitarios, para impartir cursos de capacitación, pero estos no se llevaron a cabo”, mencionó.

Prácticamente -añadió-, se encontraron desmantelados los centros comunitarios porque no se localizó material que se utilizaba para los cursos, como material de escritura y de otro tipo.

Un claro ejemplo es el centro comunitario de la colonia Gobernadores, en las que en el comedor hasta las ollas y cucharas se llevaron; solo unas cuantas se detectaron.

Dijo que en otra bodega que pertenece a Bienestar Social se detectaron decenas de cajas con herramienta nueva que debió haberse utilizado en programas de talleres y cursos como belleza, soldadura, carpintería.

Esto tan solo es un lote que se compró en el 2015 para impartir talleres de carpintería y que nunca se utilizó para su fin. Las cajas están completamente nuevas”, mencionó.

Dijo que todo ese material será utilizado en los centros comunitarios para lo que fueron adquiridos y retomar los talleres, algo que inexplicablemente debió haberse aplicado a su fin desde que se adquirió.

Finalmente dijo una muestra del gasto que se hizo fue la compra de más de 10 mil borradores, sin haber motivo para su utilización.