Fabricio sigue demostrando tener calidad para pelear por un puesto en la Gran Carpa.Cortesía
El saltillense, que inició con Saraperos, pero fue cedido a los Leones de Yucatán, cerró su actuación con dos grand slams para 8 producidas y mejorar su porcentaje a .250 esta campaña

El pelotero saltillense Fabricio Macías vivió una noche de ensueño con su los Saltamontes de Greensboro al pegar dos grand slams en un mismo partido para ser pieza clave en la victoria por 13-0 sobre los Blue Rocks.

El de la Rosa, en territorio de General Cepeda, Coahuila, rompió de manera espectacular una mala racha sobre el plato y lo hizo en un día muy especial para él.

Dedicado a su abuelo (QEPD), Fabricio platicó que para ese encuentro lo colocó entre sus plegarias previas al encuentro al dedicarle su actuación por ser una fecha especial, día en que celebraba su cumpleaños.

Sin embargo, nunca pensó lo que sucedería. Macías tuvo un turno con las bases llenas y esperó el pitcheo adecuado. Cuando sintió que era el lanzamiento que le gustaba dejó ir el madero y observó por un instante el vuelo de la esférica hasta que desapareció en el horizonte e inició su recorrido por las bases para ser recibido por sus compañeros.

Pero cerraría con broche de oro su actuación cuando repitió la hazaña. Fabricio no desperdició otra oportunidad con las bases repletas y repitió bambinazo.

Soñado, el saltillense, que inició con Saraperos, pero fue cedido a los Leones de Yucatán, cerró su actuación con dos grand slams para 8 producidas y mejorar su porcentaje a .250 esta campaña.

“Antes del juego, en mi oración dije que se lo dedicaba a él. Que no me enojaría aunque me fuera mal. Y es que por 3 semanas seguidas los hits no caían pese que hacía contactos sólidos, hasta que ayer se presentó la situación con las bases llenas pero nunca busqué los jonrones, solo me concentré en los pitcheos de adentro hacia afuera porque era lo que más empleaba ese lanzador, y en ambas veces salieron las cosas. Estoy muy contento, no he dejado de sonreír, porque jamás en mi vida había dado un jonrón con las bases llenas y ahora fueron 2 en un mismo día. Es algo que nunca se me va a olvidar”, dijo el saltillense luego del partido.