Psicólogas expertas consideran grave que se quiera revivir esta figura, pues es casi imposible que un niño o niña sea manipulada por alguno de sus padres al grado de poder inventar algo tan íntimo como un ataque sexual. Foto: Especial
Esta figura ya fue derogada en 2017 del código civil de la Ciudad de México como causal para quitar la patria potestad de los hijos en conflictos de divorcio

Por Itxaro Arteta (@iartetam) para Animal Político

Ciudad de México.- Este miércoles al comparecer ante el Congreso de la Ciudad de México para su ratificación, la magistrada Patricia Gudiño Rodríguez presentó una propuesta para que se incluya en el Código Penal la figura de alienación parental y se castigue con cárcel al padre o madre que manipule a sus hijos en contra del otro progenitor.

Sin embargo, esta figura ya fue derogada en 2017 del código civil de la Ciudad como causal para quitar la patria potestad de los hijos en conflictos de divorcio, e incluso la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) la rechazó.

Psicólogas expertas consultadas por Animal Político consideran grave que se quiera revivir esta figura, pues es casi imposible que un niño o niña sea manipulada por alguno de sus padres al grado de poder inventar algo tan íntimo como un ataque sexual.

Propuesta en lugar de ensayo

Como parte del proceso de ratificación de magistrados que llevan seis años en el cargo y son evaluados para confirmarlos de manera vitalicia, los candidatos deben enviar un ensayo que defienden en una comparecencia ante la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso local. Este miércoles fue el turno, por orden alfabético, de Manuel Horacio Cavazos López, Gudiño, Jorge Guerrero Meléndez y Rosalba Guerrero Rodríguez.

Pero Gudiño Rodríguez fue más allá de la reflexión y, a diferencia de los otros comparecientes, envió a los diputados la propuesta de retomar la figura de alienación parental, argumentando que su especialidad es el derecho familiar.

Aunque al tomar la palabra, dijo mal el término del que escribió, pues tres veces mencionó “alineación” en lugar de alienación, y al citar al psicólogo creador de la teoría, tuvo que consultar las hojas que llevaba impresas y dijo mal el apellido, Gander en lugar de Gardner.

“Este trastorno (alienación parental) comienza a manifestarse por un cambio de conducta del niño, aparentemente sin justificación alguna, hacia uno de los progenitores, este cambio de conducta supone el inicio del rechazo del hijo hacia ese progenitor (padre alienado). Dicho rechazo es consecuencia de las ideas que el otro progenitor (padre alienador) está haciendo creer al hijo (lavado de cerebro) y de la propia contribución del hijo a la campaña de denigración hacia el padre alienado”, define la magistrada en su propuesta.

Esta figura fue derogada en la Ciudad de México en 2017, tras el caso de Mireya Agraz, una madre que decidió tomar y darle a sus tres hijos veneno y causarse la muerte, después de que un juez decidiera quitarle la patria potestad por supuestamente alienar a los niños y dársela al papá, que estaba acusado de abusar sexualmente de ellos.

La magistrada no solo sugirió volver a incluir la alienación en el Código Civil, sino también en el Penal y que amerite prisión preventiva, es decir, que se encarcele a la madre o padre mientras se juzga si realmente ejerce la manipulación o no. Gudiño apuntó a que son principalmente las mujeres quienes hacen esto y que es una práctica común por inconformidad con la pensión alimenticia que dan los hombres.

“Tenemos casos en donde hay alienación parental para que el niño no quiera convivir con el padre porque supuestamente fue agredido sexualmente, y eso lo promueven en Ciudad de México. Y hábilmente los abogados se nos van al Estado de México o a otro estado a denunciar el delito sexual. Entonces no contamos con la herramienta inmediata para saber si realmente hubo violación o abuso sexual, o en qué tipo de abuso se cometió con el niño, y empiezan a pasar meses en lo que el Ministerio Público nos puede presentar esa carpeta de investigación para conocer las pruebas. Que generalmente pues se dan cuando no se satisfacen las expectativas en los alimentos que hay que dar, o en las obligaciones de crianza que se tienen, y se tienden a alterar esos hechos muy frecuentemente” dijo.

Psicólogas especialistas rechazan posible manipulación... Lee la nota completa en Animal Político