Diego Armando Maradona consiguió que Ferrari le vendiera un auto en color negro.
El argentino lo adquirió después de ser campeón del mundo en México 86

Diego Armando Maradona fue una estrella brillante del futbol y los lujos lo acompañaron durante la mayor parte de su vida. 

En una ocasión, tras ganar el Mundial de México 86, Maradona adquirió un Ferrari Testarossa color negro, algo imposible para la marca italiana. 

Maradona habló con su representante, Guillermo Coppola, y le pidió un Ferrari color negro, pero la marca italiana solamente los generaba en colro rojo. 

Maradona compró el Ferrari luego de ganar el Mundial de México 86

El auto lo pagó Corrado Ferlaino, presidente del Nápoli en ese entonces, y le costó 430 mil dólares.

"Valía 430.000 dólares. Le pasé el doble del gasto y le agregué 130.000 de la pintura. Ferlaino terminó aceptando porque le prometí que iba a recuperar su dinero con un amistoso. Nos subimos los dos y Diego empezó a mirar para todos lados. Le digo '¿qué pasa?'. '¿Y el estéreo?', pregunta Diego'. Le digo '¿cómo el estéreo? No tiene estéreo... Es un auto de carrera, no tiene estéreo, no tiene aire acondicionado, no tiene nada'. Y me dice 'bueno, entonces que se la metan en el cul.... Ferlaino no lo podía creer...", expresó Coppola en una entrevista para TyC Sports en el 2017.

Finalmente, a pesar de la falta de estéreo y aire acondicionado, Maradona se quedó con el Ferrari negro y lo tuvo por algunos años.

El auto se vendió en 2014 por 250 mil euros, luego de estar en poder de un coleccionista español.