La trágica noticia del suicidio del actor ha dividido opiniones; pero, ¿en qué momento pasó de la gloria al infierno?

Mark Salling estaba en los cuernos de la luna. Era el protagonista sexy de una de las series más vistas y célebres de la televisión norteamericana: Glee. Su personaje al arranque de la serie era Noah Puckerman, un deportista, galán, quien dejó embarazada a Quinn Fabray, la pareja de su mejor amigo Finn. Luego, se dedicó a limpiar piletas y mantener relaciones sexuales con sus dueñas.

Este último giro lo ponía ya como un personaje, al menos en la ficción, como un casanova que disfruta de los placeres de la vida, todo gracias a ese físico que dejaba sin respiración a los televidentes, pero también a los personajes femeninos con los que alternaba. Era, en pocas palabras, el chico rebelde y sexy.

Pero de la ficción a la realidad no había mucha diferencia, el actor tomó notoriedad gracias al trancazo que fue la serie Glee, una serie de televisión y comedia musical estadounidense la cual se emitió por la cadena Fox desde el 19 de mayo de 2009 hasta el 20 de marzo de 2015. 

​La historia transcurre en el colegio William McKinley High School, una escuela secundaria de la ciudad de Lima, Ohio, y está centrada principalmente en el club del coro de ese colegio denominado “New Directions”, que participa en el circuito de competición de coros, de modo que los personajes, jóvenes estudiantes, abordan temas como las relaciones amorosas, la sexualidad, discriminación y el bullying. 

Pero ¿de dónde salió Salling, cómo llegó a ser parte del elenco de esta serie que estaba en boca de todos? Mark Salling nació en Dallas, Texas el 17 de agosto de 1982. Era el menor de dos hermanos. Su madre, Candy, era secretaría en una escuela, y su padre John Robert Salling Jr, contador. Fue educado en casa a una edad temprana, y posteriormente asistió a la Escuela Cristiana Providencia. También asistió a la Academia Militar Culver, aunque no se graduó. Durante la secundaria fue miembro del equipo de lucha libre y del equipo de baloncesto del instituto Lake Highlands, donde se graduó en 2001. Participó en concursos de talento en la escuela.

Después de graduarse en la escuela secundaria, asistió a la Academia de Música de los Ángeles, en Pasadena, California. Allí comenzó a estudiar guitarra mientras daba clases para ganarse la vida.

Salling actuó en películas como "Chiklden Of the Corn IV:The Gathering" y “The Graveyard". Además, actuó en un episodio de "Walker, Texas Ranger". Y después vendría su audición, la cual ganó, para interprpretar el papel de Puck en la serie Glee de la cadena estadounidense Fox.

 

 

Salling cantaba, escribía, producía su propia música y tocaba el piano, la guitarra, el bajo y la batería. Su proyecto en solitario, bajo el nombre artístico de Jericho, se publicó el 8 de febrero de 2008 en Registros Jericó. Su primer sencillo fue “Smoke signals”.

En la serie Glee realizó una versión de la canción “Sweet Caroline”, original de Neil Diamond. También interpretó “Only the Good Die Young", “Beth”, “Good Vibrations” o “The Lady is a Tramp”, junto a Amber Riley, que interpreta a Mercedes Jones en la misma serie.

Durante el rodaje, Salling escribió una canción y creó un vídeo llamado “Chillin' en Glee”, que contó con la participación de sus compañeros de reparto. En el año 2010 lanzó su segundo álbum llamado “Pipe Dreams”.

Y si todo iba viento en popa, ¿qué fue lo que desató la tempestad en la vida de un actor que estaba en su momento cumbre? Más de 50 mil archivos con imágenes y videos de pornografía infantil en su computadora. Ahí empezó el drama en la vida del Selling.

2015 fue el año en el que la noticia corrió como reguero de pólvora, pues el actor fue arrestado, pues le encontraron 50 mil imágenes pornográficas y eróticas de niños y 600 videos con la misma temática. Al parecer, usaba un programa para que su IP no fuera detectada, pero le enseñó las imágenes en dos ocasiones a una mujer, que fue quien le denunció a la policía. Por estos cargos Salling pasó además a formar parte del registro de delincuentes sexuales y se dictaminó que debía recibir tratamiento psicológico, según los papeles presentados en los juzgados.

 

Él finalmente se declaró culpable de posesión de pornografía infantil en 2017 y se esperaba que en marzo de 2018 el juez debía comunicar su sentencia. El actor había intentado negociar una condena de 4 a 7 años pero el juez le había comunicado que todavía se planteaba la pena máxima, 20 años.

“Mark está completamente centrado en el proceso, aceptando su responsabilidad por lo ocurrido y tratando de reparar el daño causado en la medida de lo posible”, expresó entonces el abogado.

Hoy, el actor fue encontrado muerto en el barrio Sunland de Los Ángeles, según ha informado el portal TMZ, que cita fuentes legales. Fuentes confidenciales aseguraron al sitio que muy probablemente haya muerto ahorcado, por lo que las posibilidades de que se trate de un suicidio son altas.

“Puedo confirmar que Mark Salling ha fallecido temprano esta mañana. Mark era una persona amable y cariñosa, una persona de gran creatividad, que estaba haciendo todo lo posible para compensar algunos errores graves y de juicio”, ha afirmado el abogado del actor, Michael Proctor, a la revista People. “Le sobreviven su madre y su padre, y su hermano. La familia Salling aprecia el apoyo que han estado recibiendo y pide que se respete su privacidad”, concluye el mensaje. 

La familia de Salling le describió en un comunicado como un chico “amable y cariñoso” con “mucha creatividad” y que se estaba esforzando por “expiar sus graves errores”.

 

El actor ya había intentado suicidarse al cortarse las muñecas el 22 de agosto de 2017 mientras se encontraba en su casa en Los Ángeles. Por fortuna, el intento de suicidio no pasó a mayores gracias a que Salling se asustó y le gritó a su compañero de cuarto, quien lo encontró desangrándose en su habitación.