Religión. El obispo Raúl Vera bendijo a los feligreses que acudieron a la misa del Santo Cristo de la Capilla. / Héctor García
Durante la misa, el jerarca católico opina de la situación actual en el gobierno del país

Este sábado inició la fiesta patronal del Santo Cristo de la Capilla a la que asistieron miles de feligreses en la Catedral de Santiago. Durante la celebración eucarística oficiada por el obispo Raúl Vera López, aprovechó para “regañar” a los encargados de la administración económica del país que lo mantienen en quiebra. 

Durante la homilía, engalanada por cinco grupos de danzantes, el jerarca católico dijo que los gobernantes son elegidos por el pueblo para que administren el dinero a su cargo y no para que se queden con él. 

“México está siendo organizado por ególatras del dinero y el poder. Nos están quitando el petróleo, nuestros impuestos y nos están llevando a la quiebra”, expresó el Obispo de Saltillo. 

México está siendo organizado por ególatras del dinero y el poder. Nos están quitando el petróleo, nuestros impuestos y nos están llevando a la quiebra”.
Raúl Vera López, obispo de Saltillo.

Insistió en que la organización de las políticas públicas en el país es responsabilidad de los gobernantes. 

“Los hicimos autoridad para que administren el dinero, no para que tengan esclavos, pero su Dios es el dinero, el lujo y la mentira”, aseveró. 

Vera López señaló que derivado de la situación económica que enfrenta el país los jóvenes y adolescentes que se enfilan a las células del crimen organizado lo hacen porque no tienen oportunidades para vivir. 

“Hace tiempo platiqué con un muchacho que era sicario, le pregunté que por qué lo hacía y me respondió que andaba en la calle desde los cuatro años y desde muy pequeño no tenía para comer. ‘En este camino hay dos destinos: la cárcel o la muerte, y yo estoy en el mejor camino’”, le dijo el joven al jerarca católico.