México no es un Estado fallido, pero es tal la ceguera del gobierno que ni se enteran ni les importan las voces de sus gobernados.

El 30 de noviembre de 2014, escribí en éstas páginas un artículo intitulado, “Gobierno, una radiografía”, donde compartía la opinión de nueve editorialistas acerca de la marcha del país. Los artículos habían sido publicados cuatro o cinco días antes de mi texto, es decir, eran recientes. Corrupción, impunidad, compadrazgos políticos, injusticia, pobreza, impericia política y narcotráfico constituían los diagnósticos principales. Comparto una nueva radiografía. 

Héctor de Mauleón: En “Un método de investigación llamado tortura”, escribe: “Un informe de Amnistía Internacional de 2014 indica que en tan sólo tres años la Comisión Nacional de Derechos Humanos, recibió en México 7 mil 154 quejas vinculadas con actos de tortura u otros actos crueles inhumanos y degradantes”. 

Alfonso Zárate: En “Abismo veracruzano”, señala: “En los últimos años, primero con Fidel Herrera Beltrán y ahora con Duarte, el estado de Veracruz ha sufrido un brutal proceso de degradación en todos los órdenes… El 11 de enero de este año, la desaparición de cinco jóvenes en Tierra Blanca, cuando regresaban de celebrar un cumpleaños en el puerto de Veracruz, constituyó una réplica de la noche trágica de Iguala”. 

Ricardo Raphael: En “¡Qué mal gusto el suyo por informarme sobre la realidad!”, observa, al referirse a un documento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, “Al mes de septiembre del año pasado la denuncia de personas desaparecidas, con la complicidad de una autoridad pública, rozó los 26 mil casos… Añade la CIDH que prevalece en México el miedo a denunciar”. 

Mauricio Merino: En “La ‘Big Sister’ de la Miguel Hidalgo”, explica, “La polémica que ha desatado el así llamado City Manager de la delegación Miguel Hidalgo no tiene desperdicio. ¿Tiene sentido que haya un funcionario dedicado a detectar y exhibir, por medios electrónicos y en tiempo real a cualquier persona que esté cometiendo una falta a los reglamentos locales bajo la seductora denominación de Vecino Gandalla? Y si lo tiene, ¿es lícito que el gobierno exhiba públicamente a quienes cometen faltas contra los reglamentos? Por lo demás, ¿no tendrá el gobierno de marras que medirse con la misma vara con la que mide a los ciudadanos de la demarcación?”. 

Salvador García Soto: En “Otro escándalo de ‘moches’ en el PAN”, asegura, “A pesar del desprestigio que sufrió el PAN con el escándalo de los moches que pedían diputados federales a alcaldes a cambio de presupuesto federal, aún hay panistas que persisten en esa práctica ilegal. Y esta vez no son diputados, sino el senador del PAN por San Luis Potosí, Octavio Pedroza Gaitán, a quien dos alcaldes de su estado acusan de haberles pedido el 20% de 16.3 millones de pesos de recursos federales que él —les dijo— gestionó para sus municipios”. 
Alberto Aziz Nassif: En “Derechos humanos en el pantano”, delata, “Hace unos días se presentó el informe 2015/16 de Amnistía Internacional ‘La situación de los derechos humanos en el mundo’, y en el capítulo sobre México se puede observar que el país está metido en un pantano en donde cada paso que se da, ya sea en iniciativas de ley o en programas, registra un mayor hundimiento. Sin duda, esta crisis de derechos humanos es una consecuencia de la debilidad del Estado”. 

Opinión (sección editorial de EL UNIVERSAL): En “Un fiasco ecológico”, comparte: “En septiembre pasado salieron a las calles de la Ciudad de México, con bombo y platillo, un total de 34 patrullas, tres Jeep, una camioneta Pick Up y cinco motocicletas de vigilancia ambiental, que en suma tuvieron un costo total de 30 millones de pesos. Lo que después no se dijo es que los aparatos que miden las emisiones contaminantes de los vehículos —opacimetros— y que deberían acompañar a los policías, no caben en las unidades de la flotilla comprada con dinero público”. 

Editorial. En “Morir en el desierto”, los editorialistas de EL UNIVERSAL, escriben: “En los últimos años poco se ha hablado de los mexicanos que pierden la vida en el desierto en su intento por ingresar de manera ilegal a Estados Unidos… Arizona se ha convertido —literalmente— en la tumba de cerca de un millar de mexicanos de 2010 a 2015”. 

Las ocho opiniones retratan el sentir de la ciudadanía y reproducen la realidad del país. México no es un Estado fallido, pero es tanta la ceguera del gobierno que sin duda ni se enteran ni les importan las voces previas ni las de sus gobernados. 

Notas insomnes: Quince meses han transcurrido desde el recuento previo. No todo permanece igual, todo ha empeorado.