Este pequeño pájaro es actor.

Su nombre es onomatopéyico. Se llama tildío, con voz muy parecida a la de su canción.

Es blanco de color, con una especie de collar de color negro. Siempre anda cerca de donde hay agua, sea un arroyo, alguna acequia o un estanque. Su andar es presuroso; sus pasitos cortos.

A mí me gusta este pajarillo vocinglero porque es actor, y en otro tiempo yo también lo fui. Cuando algún predador, generalmente un gato hambriento del caserío cercano, se aproxima al nido donde están sus polluelos, el tildío empieza a caminar cojeando, y arrastra un ala como si estuviera herido. El enemigo piensa que será presa fácil, y va hacia él. Entonces el tildío vuela y deja burlado a su perseguidor, al que ha alejado ya del nido.

Muchas veces he visto esto, y siempre me ha maravillado la habilidad histriónica de la avecilla.

Entre los grandes actores que en el mundo han sido, por favor, pongan al tíldío.

 

¡Hasta mañana!...