Tomada de Internet
Mientras que el pelotero de las Medias Rojas fue el MVP de la Liga Americana, el jardinero de los Cerveceros es el Mejor Jugador de la Nacional

Los jardineros Mookie Betts y Christian Yelich fueron designados los MVP de la Liga Americana y Nacional respectivamente.

Tomada de Internet

Betts, uno de los principales soportes en el campeonato de Serie Mundial que ganó Boston, fue electo como Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana, anunció la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA).

AP

Betts superó en la votación al jardinero Mike Trout, de los Angelinos de Los Ángeles, y al antesalista dominicano José Ramírez, de los Indios de Cleveland. Betts, quien quedó en segundo lugar, detrás de Trout, en el 2016, es el primer miembro de Boston que logra el MVP desde el intermedista Dustin Pedroia en el 2008.

 

Betts encabezó las ligas mayores en WAR con 10.9 y fue el primero de su liga en bateo (.346), anotadas (129) y Slugging (.640); pegó 32 jonrones y 47 dobles, robó 30 bases y tuvo un OBP de .438.

AP

Desde que la BBWAA comenzó a elegir un Jugador Más Valioso en 1931, han habido 12 peloteros que acumularon 10.9 o más Victorias Sobre Nivel Reemplazo y 11, incluyendo a Betts, han recibido el trofeo. La única excepción ocurrió en 1964, cuando Ken Boyer (6.1) venció al inmenso Willie Mays (11.0).

En 11 ocasiones un pelotero de los Medias Rojas ha ganado el MVP, incluyendo Ted Williams dos veces (1946 y 1949).

AP

Por otro lado, Yelich coronó una grandiosa primera temporada con Milwaukee.

AP

Quien entró al último día de la temporada tratando de conseguir la triple corona del bateo, algo que no ocurre en el viejo circuito desde 1937, superó en la votación al puertorriqueño Javy Báez, de los Cachorros de Chicago, y al antesalista Nolan Arenado, de los Rockies de Colorado.

AP

Yelich, quien llegó en un cambio desde los Marlines de Miami, bateó .326 para conquistar el primer título de bateo para un representante de los Cerveceros y fue primero en Slugging (.598), OPS (1,000) y bases alcanzadas (343); segundo en impulsadas (110) y tercero en jonrones (36). Además, se robó 22 bases, anotó 118 carreras, bateó dos veces para el ciclo y guió a Milwaukee a ganar la División Central.

Báez fue sensacional, bateando .290 con 34 jonrones, 40 dobles, 21 robos, 111 impulsadas y 101 anotadas, mientras que Arenado bateó .297 con 38 jonrones y 110 impulsadas y ganó el Guante de Oro y el Bate de Plata entre los antesalistas del viejo circuito.