Especial
El vocero presidencial Jesús Ramírez afirmó que en este gobierno se respetan las libertades, así como las críticas y las protestas

Como un signo de normalidad democrática y respeto a la libertad de expresión consideraron legisladores de Morena la realización de la llamada "marcha del silencio", que tuvo lugar en al menos 14 ciudades, entre ellas la capital del país.

El vocero presidencial Jesús Ramírez afirmó que en este gobierno se respetan las libertades, así como las críticas y las protestas. En Twitter, Ramírez Cuevas enfatizó que el derecho a disentir constituye la esencia de la democracia.

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, calificó la marcha del domingo como normal y aseguró que todo régimen democrático tiene que llevarse a cabo con dos características: la tolerancia y la libertad. "Sin ellas no se puede entender un régimen democrático", comentó.

"Creo que es normal e, incluso, era previsible y es el derecho de ellos a manifestarse. Nosotros lo hicimos muchas veces, ellos tienen el derecho a expresarse", señaló.

Agregó que el hecho de que algunos ciudadanos se manifiesten contra el gobierno "a mí me parece natural, normal. Un derecho de todo ciudadano a manifestarse; que ese grupo de ciudadanos o ese conglomerado de ciudadanos expresa su inconformidad y su rechazo al actual gobierno. Incluso pidieron su renuncia".

Más aun, el líder de Morena en el Senado afirmó que, pese a este tipo de movilizaciones, "nunca le van a quitar a Andrés Manuel López Obrador su honestidad, su sensibilidad y sentido humano, ni su eficacia".

Además, Jesús Ramírez se dijo seguro de que va a ser el mejor presidente que haya habido en México en las últimas décadas.

Archivo

En tanto, las líderes del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados, Tatiana Clouthier y Dolores Padierna, consideraron que las marchas de este domingo, donde se manifestaron en contra del presidente Andrés Manuel López Obrador, son un signo de la libertad de expresión que hay en el país.

La vicecoordinadora de la fracción, Clouthier Carrillo, señaló que los contrapesos son indispensables para mantener la democracia. "Parte de lo que se habla es que los contrapesos sirven también para que se pueda seguir fortaleciendo una democracia, y el hecho de que se puedan expresar muestra la democracia que se vive en el país".

Mientras, Padierna Luna expresó que las exigencias son respetables, pero aseguró que "un país devastado no se arregla en cinco meses".

"Los problemas que generaron los pasados gobiernos son verdaderamente mayúsculos y no se pueden resolver en cinco meses, pero de que los vamos a resolver, los vamos a resolver", sostuvo.