Este viernes el director general de Grupo Bimbo, Daniel Servitje, comunicó que tras la noticia la imagen de su empresa se ha visto afectada

Ciudad de México.– El cuarto video en una semana difundido hoy en el que se muestra a un trabajador de Bimbo robando en una tienda ha desatado más críticas a la compañía mexicana a pesar de las disculpas de su gerencia, y ha lanzado la pregunta de hasta dónde llega el robo de los empleados a las tiendas minoristas.

El cuarto video es realmente penoso. Los aparentes dueños de la tienda descubren al empleado de Bimbo con alimentos escondidos en la ropa. Le abren el saco se ve cómo ha escondido desde tortillas hasta pan.

La atribulada gerencia ha tratado de apagar el fuego por medio de videos en donde se disculpa por la actitud de los empleados, pero no ha resultado suficiente. Las críticas en redes sociales han sido devastadoras.

Bimbo tiene presencia en 32 países de América, Asia y Europa, cuenta con más 10 mil productos distribuidos en 100 marcas reconocidas, como Ricolino, Barcel, Tía Rosa, y Marinela. Inicialmente fue llamada Pabisa en 1956; pero debido al poco éxito, entre otros factores, en 1957 le cambiaron el nombre en honor a su hija Maria Elena Servitje, que desde pequeña sus hermanas le decían Marinela.

Bimbo tiene otra historia más cruda: organizaciones de la sociedad civil, entre ellas las que componen la Alianza por la Salud, la culpan en parte por la epidemia de obesidad que afecta a los mexicanos.

En los últimos días, Bimbo ha encendido las alertas. Videos en donde se observan a diferentes repartidores de la empresa robar mercancía en el momento en que surten a pequeños comercios se han vuelto virales en redes sociales y han provocado el reclamo de la gente con la multinacional mexicana. El primero salió a luz el pasado 20 de agosto y era de un repartidor de Bimbo mientras robaba cuatro paquetes de pan al interior de una tienda en la delegación Coyoacán de la Ciudad de México.

En un descuido del dueño del comercio al revisar la factura de compra de los productos, un hombre de edad avanzada, el entones trabajador de la empresa aprovechó para meterlos en su chaleco.

El video causó la indignación de la gente en redes sociales, pues el tendero es una persona de la tercera edad y ha acusado, en entrevista con medios nacionales, que no era la primera que le robaba. El 21 de agosto, el sujeto fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSP-CDMX) quienes auxiliaron al adulto de 76 años de edad, y recibieron la denuncia de robo y de acoso sexual contra una menor de 14 años de edad, la hija de vendedor.

El video se hizo viral y durante los siguientes días aparecieron nuevas grabaciones de otros trabajadores ocultando mercancía bajo sus chamarras o chalecos.

Los repartidores aprovecharon el mínimo descuido de los dueños de las tiendas para que mientras acomodaban el producto, pudieran robarlo y esconderlo bajo sus uniformes.

Tras la difusión de nuevas grabaciones, Miguel Ángel Espinoza, director general de Bimbo México, ofreció un breve mensaje en redes donde indicó que el primer repartidos fue despedido y presentando ante las autoridades correspondientes.

“Durante más de 70 años nos hemos dedicado a ganarnos la confianza del público mexicano y de todos nuestros clientes que nos hacen el favor de darnos la oportunidad de comercializar nuestros productos. Decirles que él (el trabajador) violó nuestro código de ética y violó la ley, es por eso que lo separamos de la empresa y tuvo que pagar por su culpa”.

Este día, Daniel Servitje reiteró el mensaje anterior y dijo que en la compañía no existe lugar para la deshonestidad, además añadió que la compañía hará una revisión profunda en sus procesos para reforzar los programas de capacitación y prevención.

“Sabemos que la ética y la integridad son la clave para crear relaciones estrechas y duraderas con los clientes y consumidores y así ganar su confianza”, indicó.

Admitió que ese tipo de conductas afectaron la imagen de su empresa. Aseguró que se trabajarán de la mano de sindicatos y asociasen gremiales para fortalecer el comportamiento íntegro en todos sus niveles.

Pese al mensaje, nuevos videos siguen brotando en redes sociales.

“Una empresa debe ser altamente productiva, pero también plenamente humana”, es la base de la filosofía de uno de los empresarios más importantes de México: Lorenzo Servitje, fallecido el pasado 3 de febrero 2017 y fundador de Bimbo.