De visita en México, el presidente de El Salvador, no solo ha robado reflectores, sino también suspiros de quien en redes llaman el presidente más guapo y mediático del mundo

En redes sociales se olvidaron de que los presidentes de México y de El Salvador, Andrés Manuel López Obrador y Nayib Bukele, estrecharían lazos para tratar un tema importante: La protección a los migrantes, especialmente los niños.

El encuentro ocurrirá luego de que el gobierno de López Obrador sostuvo reuniones con autoridades estadounidenses y centroamericanas sobre un nuevo plan acordado con Washington para contener el flujo de migrantes ilegales.

Pero eso pasó a segundo término luego de que empezaran a ciurcular video e imágenes de quien es llamado el Presidente de los Millenians y quien se ganó el mote de el presidente más cool y algunas agregan "guapo" del mundo.  

Pero quién es y por qué ha causado revuelo a su llegada a México: Nayib Bukele, de 37 años, asumió la presidencia de El Salvador el 1 de junio. Fue alcalde de San Salvador de 2015 a 2018, impulsado por el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), del que fue expulsado en 2017. Como alcalde, se identificó con los millenialls. Proyectó en la capitalina plaza El Salvador del Mundo una película de Dragon Ball, y promovió participar en competencias de paintball o de juegos mecánicos extremos. Así es como lo resume Expansión y dibuja un perfil del presidente a su llegada a México.

Las redes sociales sociales han sido sus grandes aliadas. Desde que ganó las elecciones y hasta su toma de protesta, Bukele no dio ni una conferencia de prensa y lanzó sus mensajes vía Twitter. Si necesitaba dar una explicación más larga, recurría a Facebook Live.

Como presidente, el joven ha convertido a Twitter en su principal fuente de comunicación. A través de esta red social, Bukele ha despedido a decenas de familiares de integrantes de la exguerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). También lo usa para hacer nombramientos.

Bukele es percibido como un político milénico de mucha popularidad, aunque ha sido criticado por no tener posiciones políticas concretas para respaldar su carisma ni querer participar en debates con otros candidatos a la presidencia, así como acusaciones de practicar populismo antisistema.​ Otros críticos han mostrado preocupación por la manera particular en que él emplea las redes sociales para responder a sus detractores

Hijo de padre musulmán y madre cristiana, las creencias religiosas de Bukele fueron un tema controvertido en la elección presidencial de 2019,45​ sobre todo por la difusión de unas fotografías que lo muestran rezando en una mezquita.

 ordenó a un youtuber que se bañara, a otro que hiciera mejores vídeos. Se autonombró “el presidente más cool del mundo”. El 9 de junio, pasada la medianoche, tuiteó “DRACARYS”, el comando que Daenerys Targaryen usaba para ordenar a sus dragones que abrieran fuego en la serie Juego de Tronos. Bukele no añadió ningún contexto, aunque días antes alguien había hecho un montaje de un tuit de Bukele con esa palabra. Estos primeros días de presidencia, los memes se confunden con la realidad.

"La lentitud normal de la entrada de un nuevo gobierno está siendo opacada por la frenética actividad del presidente en Twitter. Y eso como estrategia comunicacional y de campaña funciona bien. Pero no basta para administrar a un país", asegura El país.