Foto: Especial
Los hechos ocurrieron en la localidad de Jiménez, en el municipio de Villa de Reyes, en San Luis Potosí

Villa de Reyes, San Luis Potosí.- El ser abandonada por su novio fue demasiado para María, tanto que ingirió raticida y a pesar de que fue llevada a un Hospital, horas más tarde falleció.

Pero la tragedia no para ahí, ya que dejó huérfano a su pequeño hijo de apenas 2 años de edad.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Jiménez, en el municipio de Villa de Reyes, donde María “N”, de 18 años de edad, tenía su domicilio.

Fue la madre de la joven quien al llegar a su vivienda la encontró tirada, vomitando por los estragos del veneno para ratas que había ingerido, por lo que de inmediato buscó auxilio.

Se llamó a los servicios de emergencias y supuestamente la llamada fue canalizada a paramédicos, pero ante la tardanza de estos, los familiares de la joven decidieron trasladarla por sus propios medios al Hospital Central, donde fue ingresada.

Los médicos dieron instrucciones para que le fuera practicado un lavado estomacal, con la esperanza de contrarrestar los efectos del veneno ingerido, pero no se tuvo suerte y luego de 24 horas el estado de salud de la joven empeoró y ×nalmente ocurrió el deceso.

Ante esto, se dio aviso a las autoridades ministeriales, por lo que al lugar acudió el agente del Ministerio Publico para tomar conocimiento de lo sucedido y ordenar que el cuerpo fuera trasladado al Servicio de Medicina Legal para los trámites correspondientes.