Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México / Foto: Cuartoscuro
El presidente Andrés Manuel López Obrador confesó que al trasladarse de Tuxtepec a Valle Nacional "ya no pudo más" y tuvo que bajar el vidrio

TUXTEPEC, Oax.- A pesar que una hora antes había exhortado a la población a mantener las medida de sana distancia para prevenir contagios por Covid-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador confesó que al trasladarse de Tuxtepec a Valle Nacional "ya no pudo más" y tuvo que bajar el vidrio de su camioneta y saludar a las personas que lo abordaban en su camino.

Al encabezar la ceremonia de inauguración del plantel de la Universidad del Bienestar "Benito Juárez", el titular del Ejecutivo federal detalló que como protocolo sanitario tiene que tener arriba el vidrio.

Sin embargo, este sábado el presidente López Obrador al rato bajó el vidrio de su camioneta para saludar de mano, recibirá peticiones, hablar con personas e incluso tomarse selfie.

"Desde que salimos de Tuxtepec hasta Valle Nacional, la gente en la carretera nos abordó para saludarnos, para desearnos que nos vaya bien y también para presentarnos peticiones, demandas, todas se atenderán, vamos a darles respuesta a las peticiones, a las demandas, la verdad es que nos encontramos, nos vemos con mucha gente en todo el camino de Tuxtepec para acá.

"Por norma, por principio, por protocolo sanitario tengo que tener arriba el vidrio, pero ya llegando aquí ya no pude, ya pues tenía yo que, cuando al menos de lejos, saludar porque la gente quiere la comunicación, quiere ser escuchada, que eso es lo más importante".

Acompañado del gobernador Alejandro Murat, el presidente señaló que a pesar de que aún hay vacunas, la pandemia no permite aún este tipo de contacto, "pero espero que ya pronto regresemos a la normalidad porque también ya se está vacunando, ya se está protegiendo a los adultos mayores en todo el país".