Foto: Especial
“Esto incluye a la jueza calificadora y va a llegar más arriba”, advirtió Barbosa

Once servidores públicos, incluidos varios policías, fueron aprehendidos y sujetos a proceso este miércoles por la muerte del exalumno de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), Juan Carlos Portillo, cuyo cuerpo fue encontrado en los separos del municipio de San Miguel Xoxtla, en Puebla.

Según anunció la Fiscalía General del Estado (FGE) y el gobernador Miguel Barbosa, estas 11 personas no están siendo investigadas, sino que ya están sujetas a un juez de control.

“Esto incluye a la jueza calificadora y va a llegar más arriba”, advirtió Barbosa.

Mediante un comunicado, la Fiscalía de Puebla detalló que encontró “actuaciones irregulares” en el arresto del estudiante de la BUAP, como la falta de registro de ingreso y la carencia de un examen médico durante su entrada a los separos de la policía municipal.

“Se les atribuye el delito de encubrimiento, a la Jueza Calificadora Ivonne N. y al director de Seguridad Pública, Mauricio N. Una de las policías municipales, Carina N., fue aprehendida por abandono de funciones públicas y ocho personas más por usurpación de funciones”, informó la Fiscalía de Puebla.

“Yo hablaré con los familiares (de Juan Carlos Portillo) cuando quieran venir… Ya hay 11 detenidos que fueron enviados al Reclusorio de Tepeji de Rodríguez. Lo que pasó fue una brutalidad policiaca y una colusión y omisión de funcionarios que están vinculados con la seguridad pública en ese municipio de Xoxtla“, afirmó Barbosa.

La noche del pasado 12 de junio, el egresado de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales de la BUAP fue arrestado por una presunta falta administrativa, lo que provocó que los policías lo ingresaran a una celda del MP de San Miguel Xoxtla. Al otro día, fue encontrado muerto.