Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana en comparecencia en el Senado | Foto: Cuartoscuro
Debido a las condiciones operativas y de inteligencia, el operativo para aprehender a Ovidio Guzmán López no debió llevarse a cabo, señaló el secretario de Seguridad en su comparecencia en el Senado

Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, admitió que el de Culiacán fue un operativo que no debió ser, porque no estaban las condiciones de inteligencia ni las operativas para realizarlo.

“Culiacán es un operativo que no debió ser, no estaban las condiciones de inteligencia ni las condiciones operativas suficientemente maduras para poderlo llevar a cabo”, expresó al comparecer ante la Comisión de Seguridad del Senado.

Durazo señaló que después de lo ocurrido el pasado 17 de octubre están obligados a revisar y ajustar protocolos de actuación. Sin embargo, subrayó, lo que está en el fondo es el debate sobre dos visiones distintas: la de quienes quieren combatir a la delincuencia organizada a toda costa, caiga quien caiga, y “la de quienes pensamos que ya fue suficiente el derramamiento de sangre que desde hace años padecemos”.

Refirió que en el caso de Ovidio Guzmán “no está libre de esta orden de detención solicitada con propósitos de extradición, continuaremos con el cumplimiento de esa petición del gobierno norteamericano”.

Alfonso Durazo señaló que el trabajo del gabinete de seguridad es perfectible.

"Que tengamos una extraordinaria coordinación en el gabinete no significa que haya una perfecta coordinación en el gabinete. Hay imperfecciones y asumimos las consecuencias", señaló.