Foto: Youtube
El exboxeador fue objeto de extorsión, misma que fue resuelta por el FBI


Oscar de la Hoya admitió ante el FBI que él usaba cocaína y alcohol antes de realizar actividades sexuales con dos mujeres que supuestamente intentaron extorsionar al boxeador por millones de dólares, y al dar con la responsable la pusieron tras las rejas.

Según la denuncia criminal obtenida por The Blast, De La Hoya le dijo a los investigadores del FBI que el 9 de febrero se reunió con una mujer en su apartamento en Pasadena, California, luego de concertar una cita en el sitio web de citas, "seekingarrangement.com". una hora más tarde, otra mujer apareció antes de que el grupo "consumiera alcohol y cocaína", y luego se desvistió y les pidió a las dos chicas "realizar varios actos sobre él".

De La Hoya dijo que él pagó a cada mujer 2 mil dólares, pero ellas deseaban más dinero. Él declaró que ellas tomaron una costosa bolsa de piel como "garantía" antes de dejar su hogar.

Algunas semanas después del incidente, De La Hoya recibió un mensaje de texto de un número desconocido donde le indicaban al "Golden Boy" que había sido captado en un video de "2 horas de duración" durante el encuentro sexual y tenía que pagarle a ambas mujeres $ 1 millón a cada una o la cinta se haría pública. 

Luego, el FBI lanzó una operación encubierta y comenzó a comunicarse con la mujer, que usó el alias de "Kathryn".

Shanna Moakler, ex de De La Hoya, también fue contactada y le dijeron que la cinta la avergonzaría a ella y a Atiana, hija de 19 años, de su ex pareja. 

Moakler le dijo al FBI que le enviaron 7 fotos de De la Hoya, en la que aparecen "desnudos y participando en actos sexuales con varios objetos extraños".

Su hija también fue objeto del mensaje a través de las redes sociales, alegándole que las personas involucradas necesitaban ponerse en contacto con De La Hoya, y que había sido filmado "intoxicado" y haciendo "cosas raras".

Foto: InTouch / Oscar De La Hoya y su ex esposa, Shana Moakler

Los investigadores afirman que se comunicaron con Kathryn y negociaron un precio para el video que alcanzó un valor de $ 600 mil dólares antes de rastrearla en un hotel Fairfield Inn en Ft. Lauderdale, así como tener un cargo de asalto a la habitación.

Kathryn fue arrestada el 14 de abril y transferida a la custodia de los Marshals de los EU.  Al día siguiente, fue acusada de 5 cargos de extorsión.

Los documentos afirman que admitió estar involucrada, pero dijo que solo aceptó ayudar a negociar un pago para las otras dos mujeres.

Dado que el caso se está manejando en Los Angeles, se reportó que Kathryn está siendo transferida a California.

De La Hoya admitió haber abusado de drogas y alcohol en el pasado, y ha recibido tratamiento por adicción varias veces. Recientemente fue acusado de manejar bajo la influencia de alcohol en 2017.