Foto: Especial
El Cesame vivió una mañana amarga, luego de que uno de sus pacientes perdiera la vida

A los 49 años de edad, Javier Torres Reyes falleció cuando ingresó al Hospital General, luego de broncoaspirarse con los alimentos que consumió en el interior del Centro de Salud Mental, (Cesame).

El ahora fallecido residía en privada Carranza, en la colonia Morelos de Múzquiz, Coahuila y era su cuarto ingreso al Cesame, por esquizofrenia paranoide.

Guadalupe Gómez Reyna aseguró que su hermano ingresó el 6 de septiembre, aproximadamente a las 13:00 horas.

Javier Torres era atendido por el médico psiquiatra Israel Aguirre Cruz, la médico general Minerva Contreras y el residente psiquiatra Jesús Omar Gil Juárez.

Ayer sábado cerca de las 08:30 horas, recibió su almuerzo (huevo, frijoles, tortillas).

Posteriormente presentó una dificultad respiratoria y ante la mirada de pacientes y encargados empezó a toser.

Su piel presentó enrojecimiento y de inmediato le realizaron maniobras para intentar despejar las vías respiratorias.

Como no respondía lo trasladaron en ambulancia al Hospital General para que recibiera atención médica.

Cuando llegó al hospital, el paciente ya no tenía vida, según el doctor Mickard Ponce Lagos

Fue así que se ordenó el traslado inmediato de la paciente a las instalaciones del Servicio Médico Forense, (Semefo).

UNA BRONCOASPIRACIÓN

Durante la tarde del sábado, la institución emitió un comunicado respecto a los lamentables hechos. Ahí se confirmó que la causa de muerte fue una broncoaspiración.

Personal del Cesame localizó e informó de los hechos a los familiares del paciente, a quienes se les brinda el apoyo y la asesoría necesarias.