La legisladora de Morena sostuvo que la restauración del Estado de derecho y la democracia en México pasa por clarificar y exhibir la "espesa corrupción" de sexenios anteriores y castigar a los culpables. Foto: Tomada de Internet
La legisladora de Morena sostuvo que la restauración del Estado de derecho y la democracia en México pasa por clarificar y exhibir la "espesa corrupción" de sexenios anteriores y castigar a los culpables

La vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, rechazó cualquier comparación entre las investigaciones del caso Emilio Lozoya y los “ajustes de cuentas sexenales” del pasado.

“No hay comparación que valga, porque aquí no estamos frente al típico chivo expiatorio que ayuda a apaciguar los gritos en la arena, sino frente la confirmación de que el sistema político que estamos desmontando se erigía sobre redes de complicidades que permeaban todas las estructuras de poder, de arriba a abajo y de un lado a otro”, comentó.

Sostuvo que la restauración del Estado de derecho y la democracia en México pasa por clarificar y exhibir la “espesa corrupción” de sexenios anteriores y castigar a los culpables: "no hay de otra".

La legisladora de Morena dijo que la trama Lozoya revela la “asociación delictuosa” entre altos funcionarios y consorcios empresariales, así como el evidente y denunciado financiamiento ilícito de las campañas electorales.

“La elección de 2018 fue el primer gran paso para sacar a la cleptrocracia gobernante: hoy la justicia comienza a procesar a la clase política empresarial podrida que mantuvo secuestradas a las instituciones del país por más de tres décadas y que se enriqueció groseramente con los recursos de la nación”, puntualizó.

Padierna aseveró que las revelaciones del ex director de Pemex son sólo “retazos” de un sexenio en el cual el saqueo y los negocios multimillonarios fueron la norma, “dan cuenta de lo que hubo detrás de la supuesta voluntad política y visión modernizadora del Pacto por México y las llamadas reformas estructurales: no había auténtico consenso, sino vil negocio en el Congreso que aprobó tales reformas entre 2013 y 2014”. 

La diputada federal subrayó que, en busca de un acuerdo que lo beneficie a él y a sus familiares, Lozoya ha señalado que actuó por órdenes del ex presidente Enrique Peña Nieto y el ex titular de Hacienda, Luis Videgaray.

Sin embargo, las revelaciones se han extendido al sexenio de Felipe Calderón y también a la influencia transexenal de Carlos Salinas de Gortari, quien habría participado en un esquema de tráfico de influencias en el caso de Agro Nitrogenados.