Foto: Especial
El incesto es castigado con tres o cuatro años de cárcel en Nueva York

En Nueva York, un padre intenta cambiar las leyes para que el incesto sea legal. Presentó diverso papeles ante la Corte Federal de Manhattan para casarse con su descendiente adulto.

En diferentes países el incesto es un delito que se castiga con cárcel. Sin embargo también es un práctica milenaria llevada a cabo, por ejemplo, en la corona de Irlanda.

Otro caso es la corona española, cuyos descendientes desarrollaron mandíbulas anchas debido al incesto de primer grado que se ejercía. Estas prácticas eran propias de reyes que necesitaban expandir una “dinastía pura”. No obstante, algunos ciudadanos en la actualidad creen conveniente replicarla. Por ejemplo, en Nueva York un hombre intenta cambiar las leyes para casarse con su hija adulta.

Si bien en Nueva York el incesto es un delito de tercer grado y se castiga de tres a cuatro años de cárcel. También se aplican multas económicas para los practicante de este crimen. 

Según medios locales, hasta el momento no se han revelado la edad, sexo y ubicación del descendiente del demandante. Esto para proteger su identidad dada la sensibilidad del caso. Por su parte, el progenitor especificó que no dará detalle alguno para proteger a su descendencia, pues la sociedad es muy moralina. Por su parte, la Corte ha mencionado que esta petición es inconstitucional.

Expertos han señalado que este no es el único caso en Nueva York, pues hay muchos progenitores que quieren contraer nupcias con sus hijas e hijos.