Foto: Especial
Durante la pandemia un gran número de mujeres comenzó a vender contenido íntimo en internet, como Marcela Alonso

En redes sociales se comenta la historia  de Marcela Alonso, una mujer de 41 años, que abrió su canal de Only Fans para pagar los estudios universitarios de su hija. La mujer asegura que gana poco más de 20 mil dólares al mes.

Muchas madres han encontrado en Only Fans la manera de mantenerse económicamente. Algunas otras han utilizado este portal como un juego erótico entre parejas. Recordemos el caso de Crystal Jackson, una mujer que abrió su portal y, tiempo después, sus hijos fueron expulsados de su escuela tras conocerse las actividades de su madre.  A pesar de este episodio,  Jackson comenzó a ganar tanto dinero que pensó en donarlo a la comunidad. Tal vez son estas historias las que impulsan a otras mujeres a mercadear contenido íntimo en estas plataformas.

Foto: Especial

Tal es el caso de una madre latina de 41 años, la mujer identificada como Marcela Alonso abrió su canal de Only Fans para pagar los estudios universitarios de su hija.

Alonso explicó que el único propósito de su labor era pagar los estudios de leyes de su hija, pero con el paso del tiempo, se convirtió en algo de tiempo completo.

“Mi meta es darle lo mejor en la vida a mi hija y proveerla con las oportunidades que yo no tuve cuando crecí”, aseguró Marcela Alonso.

Foto: Especial

Pasó de pagar colegiaturas a conseguir dinero extra para sortear los gastos derivados de la Pandemia de Covid-19 y ahora se trata de una labor de tiempo completo con la que se mantiene y mantiene a los suyos.  La mujer aseguró que Only Fans le ofrece un espacio laboral estable a las mujeres latinas:

“En Estados Unidos, las mujeres hispanas están hasta abajo de la pirámide de tótems cuando se trata de salario. Por ello es importante para mí criar a una joven bien educada y darle las oportunidades que yo no tuve”.

Foto: Especial

Si bien es cierto que muchas madres o incluso mujeres cristianas como Nickole Mitchell abrieron su canal para mejorar su situación económica, diversos sectores señalan que esta es una nueva modalidad de prostitución.