Archivo
Las autoridades cumplimentaron la orden de desalojo que proporcionó un juez contra la familia que se apropió del terreno

ARTEAGA.- Tras tres años de batalla legal, un hombre y su familia recuperaron la propiedad de la que se habían adueñado ilegalmente personas que identificaron como parientes del edil de Arteaga.

“Fuimos despojados del terreno en 2012 por personas que se posicionaron mezclando mentiras, influencias y agresividad, así nos lo quitaron” relató Isidro, durante el desalojo que se vivió en el ejido San Antonio de las Alazanas.

Las autoridades cumplimentaron la orden de desalojo que proporcionó un juez tras el fallo favorable a la familia Manzanares, sin que hubiera resistencia alguna por parte de la familia Cerda Rodríguez, quiene se apropió del terreno.

De acuerdo a lo declarado por Isidro, fue Mario Cerda Rodríguez, pastor de una iglesia bautista, quien aprovechó su parentesco con el alcalde Jesús Durán para que le pasaran las escrituras en un evento de regulación de tierras, de forma ilegal.