AP
El receptor llega a Nueva Inglaterra como un arma poderosa para la ofensiva

Los Patriots de Nueva Inglaterra adquirieron al receptor Mohamed Sanu, que será un arma poderosa a la ofensiva comandada por Tom Brady. 

Sanu llega a los Patriots por una selección de segunda ronda, de acuerdo a Adam Schefter. 

Sanu le da a los Patriots una opción interna, especialmente en tercera oportunidad, para ayudar a quitarle presión al receptor estelar Julian Edelman.

 Sanu, tiene 33 recepciones para 313 yardas y un touchdown en 2019, por lo que llega a un equipo donde tendrá un rol más importante y la posibilidad de jugar un Super Bowl. 

Con Edelman (costillas), su compañero titular Josh Gordon (rodilla) y la opción número 3 Phillip Dorsett (isquiotibiales) todos en el informe de lesiones en las últimas semanas, Sanu ofrece un seguro para veteranos en una posición en la que los Patriots todavía se están ajustando después de la liberación de Antonio Brown en septiembre.

Los agentes libres no reclutados Jakobi Meyers y Gunner Olszewski han ayudado a llenar parte de ese vacío, pero ahora las altas expectativas sobre ellos disminuirán.

Una selección de segunda ronda es un precio significativo a pagar, pero una de las razones por las que los Patriots podrían haberse sentido cómodos es que el contrato de Sanu se extiende hasta la temporada 2020. Los Patriots le pagarán a Sanu una parte prorrateada de su salario base de $ 6 millones en 2019, y Sanu tiene programado ganar un salario base de $ 6.5 millones en 2020.