Foto: Especial
Arman caso contra dos jóvenes, por secuestrar al ‘Soldado’, quien se les escapó y tres semanas después fue de nuevo plagiado y asesinado

En las próximas horas de hoy se realizará la audiencia de vinculación a proceso por el delito de secuestro agravado para Jesús Leobardo Coronel Vázquez, de 22 años de edad y Cruz Alejandro Ortega Estrada de 23 años de edad.

El ministerio público solicitará una condena para los involucrados de 50 años de prisión, ya que existen pruebas que privaron de la libertad a Juan Antonio Salgado Rodríguez alias “El Soldado”. La intención era asesinarlo, aunque el afectado logró escapar.

Todo ocurrió la noche del 31 de diciembre, cuando Leobardo y Cruz fueron en busca de Juan Antonio a su casa para cobrarle un supuesto adeudo, como no quería pagarles lo privaron de la libertad.

En un vehículo lo atacaron a golpes y cuando se desplazaba por la carretera estatal a Los Pinos, un descuido de los delincuentes bastó para que Salgado Rodríguez escapara.

Con sangre en el rostro fue localizado por peatones, pero a pesar de que solicitaron la intervención de una ambulancia, “El Soldado” no quiso atenderse, por miedo.

Fue el 20 de enero, cuando de nueva cuenta  Juan Antonio fue privado de la libertad, ahora por Abigaíl Hernández y asesinado con arma punzocortante en el ejido Cañada Ancha.

A los implicados del secuestro se les dio oportunidad para declarar en torno a los hechos, pero se reservaron. Será el 7 de febrero cuando se dé la audiencia.

HIPÓTESIS

Trascendió que una de las líneas de investigación de la Fiscalía por el homicidio, es una supuesta disputa por la venta de enervantes.

Detenido. Abraham Gaytán se fue al penal, mietras le dictan audiencia. _Foto: Juan Fco. Valdés

AL PENAL AGRESOR SEXUAL

Directo al penal de Saltillo se fue Abraham Gaytán Rodríguez, por abusar sexualmente de una joven.

El detenido es chofer de transporte urbano de Saltillo y como el ministerio público demostró los hechos, fue internado en el Cereso, mientras lo procesan.

Entre las pruebas presentadas está la declaración de la afectada y dos testigos, quienes informaron que el 31 de enero, Gloria E. se dirigía a sus entrenamientos a un gimnasio y cuando realizaba sus calentamientos y caminaba por el bulevar Centenario de Torreón, a la altura de la calle de Valente Arellano, fue interceptada por Abraham.

Refiere la mujer que el hombre la sujetó por la espalda y le advirtió que no gritara o su vida corría peligro, pero ella se defendió y a golpes, se liberó y alejó para pedir ayuda.

El agresor se fue caminando, pero como por el lugar pasó una patrulla de la Preventiva Municipal, al ser informados de los hechos, los oficiales detuvieron al atacante.

El agresor nunca opuso resistencia y ya ante el ministerio público empezó a lanzar burlas y amenazas de que cuando quede libre seguirá haciendo de las suyas.

Ayer, en la audiencia fue todo lo contrario, ya ni siquiera fue capaz de rendir declaración.