Foto: Archivo
Entre los firmantes se encuentran Joaquín López-Dóriga, Gustavo de Hoyos, José Woldenberg, Enrique Krauze, Héctor Aguilar Camín

Esta tarde, el portal del Carlos Loret de Mola dio a conocer una carta en la cual intelectuales y empresarios mexicanos piden al presidente Andrés Manuel López Obrador no considere al analista Alfredo Jalife para trabajar en su gobierno, pues, entre otras acusaciones, exponen que es el "representante extremo del discurso del odio en las redes sociales mexicanas". 

Lo anterior, luego que en su conferencia mañanera López Obrador calificara al analista político como "una muy buena persona", y aunque mencionó que no cree que Jalife "quiera ocupar un cargo", le dio un voto de confianza y se refirió a él como "un analista, un investigador, que en caso de que hubiese algo que le interesara, como cualquier otro profesional, analista, lo tomaríamos en cuenta".

Además, López Obrador subrayó que el también médico de profesión no está vetado: "No hay veto para Jalife ni para nadie. Hay muchas discrepancias, hay debate; yo lo considero sano. A veces se pasan pero es sano eso".

Los firmantes, entre los que descatan Joaquín López-Dóriga, Ángeles Mastretta, Héctor de Mauleón, José Woldenberg, subrayan sobre Jalife-Rahme que "su método no es el debate sino la infamia, el insulto, la amenaza y la calumnia".

A través de las redes sociales se ha compartido dicha misiva que ha sido critida por los internautas quienes piden se comprueben las acusaciones hacia el también especialista en geopolítica y globalización, y cuestionan dnde estaban esos intelectuales cuando una investigación periodística exhibió a Enrique Krauze en la operación Berlín.

El apoyo de los seguidores de Jalife-Rhame hizo tendencia en la red social del pajarito azul con el tag #MenosKrauzesMásJalifes.

Tambien aparecen en dicha carta como firmantes Javier Sicilia, Héctor Aguilar Camín, Luis de la Barreda, Jorge G. Castañeda, Claudio X. González, Gustavo de Hoyos, Alejandro Hope, Enrique Krauze.

Jalife es un férreo crítico del sistema político mexicanos, sobre todo de expresidentes como Felipe Calderón. Su cuenta en twitter fue cerrada recientemente; usuarios de redes acusaron censura ante este hecho.