Tomada de Internet
Tras un incidente entre las mascotas de Georgia y Texas, que pudo haber cobrado víctimas, la ONG se lanza en su contra

PETA, pidió a Texas y Georgia que retiren a sus mascotas vivas después de un incidente en el campo previo al Sugar Bowl.

El incidente viral ocurrió antes del triunfo 28-21 de Texas contra Georgia en Nueva Orleans cuando la mascota bulldog de la mencionada Georgia, "Uga", fue a "conocer" a la mascota de Texas Longhorn, "Bevo", para una sesión de fotos.

"Bevo", sin embargo, se enojó y se reveló, rompiendo las barricadas de metal en el campo, asustando a la gente, y "Uga", incontrolable antes de que se calmara.

Nadie, afortunadamente, resultó gravemente herido.

PETA, sin embargo, instó a ambas universidades a retirar sus mascotas vivas en cartas enviadas a las escuelas.

Es indefendible someter a los animales al estrés de ser empaquetado, transportado de un estado a otro y desfilado frente a un estadio lleno de fanáticos que gritan", dijo la vicepresidente senior de PETA, Lisa Lange, en un comunicado, a través de Barrett Sallee de CBS Sports . "No es de extrañar que un novillo asustado reaccionara ante una amenaza percibida, y PETA está pidiendo a la Universidad de Texas y la Universidad de Georgia que aprendan de este peligroso incidente, retiren a sus mascotas y se apeguen a las botargas que pueden liderar aplausos, reaccionar ante la multitud y animar al equipo".
PETA