1. BARBAS A REMOJAR

El triunfo de Joe Biden en Estados Unidos, para jurar como nuevo Presidente de la nación más poderosa del mundo, trae reflexiones en México, porque son los vecinos más cercanos e importantes. Los analistas políticos de aquel país atribuyen en gran parte la derrota de Donald Trump al mal manejo de la pandemia. Son un país totalmente infectado, y aunque no es lo único que se le puede atribuir en contra a Trump, sí tuvo un fuerte efecto en la votación. En México, si hoy Hugo López-Gatell se lanzara como Presidente, seguramente quedaría en último lugar. El partido en el poder podría sufrir las consecuencias. Veremos.

2. ESCOBA EN MANO

Que en la Secretaría de Seguridad, de Sonia Villarreal, el personal administrativo -y uno que otro operativo- andan molestos, y con justa razón. Con Sonia llegó la tijera muy fuerte, ya personal de confianza se fue, pero hay otros en la mira. Se suponía que por ser un área estratégica, y porque el Presupuesto no tiene hasta ahora indicios de que se haya reducido en este rubro, no habría despidos, sin embargo, Villarreal llegó con la escoba. Se ha metido mucho a lo administrativo -dicen que para eso llegó-, pero en lo operativo, siguen mandando los mismos, los de siempre, los que van a seguir mandando.

3. LOS RECONOCEN

Que en la más reciente sesión del Instituto Nacional Electoral (INE), el consejero presidente Lorenzo Córdova, reconoció el trabajo del Instituto Electoral de Coahuila, de Gabriela de León, aunque en realidad, fueron muchos los que intervinieron en sacar una elección limpia. Córdova también elogió el Programa de Resultados de Resultados Electorales Preliminares (PREP), hecho por el mismo IEC, funcionó -y no como antes-, además que servirá para la elección de alcaldes el próximo año. Lorenzo no recordó las fallas anteriores, pero aquí en Coahuila sí, y ya era justo que dieran una en organización y operatividad.

4. REVIVIR PLEITOS PASADOS

La próxima legislatura del Congreso Local será interesante porque varios actores políticos se conocen a la perfección de la alcaldía de Torreón. Se ha anticipado que Eduardo Olmos será el coordinador de la bancada priista, y el Presidente de la Junta de Gobierno. El máximo puesto lo ocupará entonces Olmos, pero igual que cuando fue alcalde de Torreón, en la oposición tendrá a panistas que le hicieron la vida de cuadritos -aunque también hay que decirlo, nunca ganaron una sola votación en el Cabildo-, como Rodolfo Walss. Ahora, los azules también lo tendrán cuesta arriba con la mayoría tricolor.

5. OPACIDAD Y DESCONTROL

El Gobierno de la 4T debe entender que las críticas no son a sus programas porque benefician a la gente, sino porque se destina dinero que podría emplearse con fines productivos, y porque además, hay interés electoral, y ahora se suma la opacidad y descontrol en la entrega de las tarjetas del bienestar, algo que encontró la Auditoría Superior, de David Colmenares. En Coahuila también hay que poner las barbas a remojar, porque bien dice el dicho: no hagas cosas buenas que parezcan malas, y Reyes Flores, no se va a quedar todo el tiempo en ese puesto. Habrá oportunidades políticas más adelante, y deberá tener todo en orden.

6. CHAMBA AJENA

El que dicen anda muy sin estrés y contento es el delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Coahuila, Fidencio Elpidio Valdez. Con eso de que los empresarios de la región Sureste, y los alcaldes y el gobierno de Miguel Riquelme, decidieron invertir en terminar la ampliación de la carretera Saltillo-Zacatecas, para darle seguridad a 19 mil trabajadores de las plantas de Derramadero, ya para la SCT no hay preocupación de nada. Sólo falta que cuando les hagan la propuesta oficial, que debe hacerse mediante convenio porque es una vía federal, le pongan algún pero a la iniciativa.

7. CUIDADO CON OPERACIÓN

A quien se le complica la situación es al Fiscal Anticorrupción, Jesús Flores Mier. Ante la elección de alcaldes en Coahuila a partir de enero de 2021, deberá andarse con cautela respecto a las averiguaciones, citatorios y llevar a banquillo de acusados. Si manda -como ya está sucediendo- ante un juez a ex alcaldes de distintos colores al PRI, se verá que no sabe tejer fino y que sus maniobras serían sólo de obediencia ciega. En cambio tiene oportunidades por otras áreas para distraer al electorado: el caso Ficrea, las dobles y hasta triples plazas en el Servicio Médico del Magisterio, las empresas fantasmas, en fin, material hay de sobra.

8. SIN ‘MORRALLAS’, MEJOR

El PRI, de Rodrigo Fuentes, y de muchos otros presidentes que han pasado por el Comité Estatal, seguramente ya se dieron cuenta que hay diferentes estrategias para dividir el voto y ganar con la militancia incondicional. Lo anterior lleva a pensar que los partidos “morralla” no son tan necesarios. La próxima legislatura podría agenciarse un punto a favor si le cierra la puerta al regreso de los minipartidos. La reforma deberá aumentar los requisitos para que la organización que llegue a convertirse en partido, no sólo lo haga con expectativa gandalla, sino con real ideología. Además hay que fortalecer las candidaturas independientes.