Foto: Pixabay
La calidad del aire interior de un auto depende principalmente de la temperatura y la ventilación.

CIUDAD DE MÉXICO.- Usar un parasol para el auto tiene beneficios que van más allá de evitar el calentamiento del habitáculo, de hecho, podría ayudar a que la salud de quienes utilizan diario un automóvil sea de mejor calidad, ¿por qué? porque el interior de un coche es un lugar tóxico.

El habitáculo de un auto está compuesto de distintos materiales, desde hule, piel, vinipiel, distintos tipos de plásticos y poliuretano, que pueden producir sustancias químicas dañinas para el cuerpo humano cuando se están degradando.

El desgaste de estos materiales aumenta en un auto que está expuesto al sol. A partir de los 20 grados centígrados los distintos compuestos de estos materiales empiezan a emanar en el aire del auto. Algunas de esas sustancias son el benceno. Aunque es poco común, el benceno puede ser absorbido, incluso, a través de la piel, por ejemplo, con la gasolina.

¿Cómo ayuda un parasol a evitar estas sustancias? La calidad del aire interior depende principalmente de la temperatura y la ventilación, es por eso que en un auto expuesto durante mucho tiempo al sol, los peligros de tener contacto con estas sustancias se multiplican. Por ejemplo, un auto estacionado a la sombra puede medir 600 mg de benceno en el interior del auto, en cambio, estacionado al sol, puede recoger 50 por ciento más, cerca de 3000 mg.

Usar el parasol evitará alrededor de un 40 por ciento la degradación de los materiales que tu auto tenga en el interior, pero habrá que usarlo recurrentemente para que tenga beneficios para la salud.

Con información de Ticbeat